NISTAL

“10 Motivos para Viajar de Noche”

(Discos Liliput, 2005)

 

DIEGO ALONSO ARÉVALO

diegoalonso@valladolidwebmusical.org

 

 

Qué decepción. Detrás de un título tan sugerente como 10 Motivos para Viajar de Noche se esconde una modesta colección de canciones principalmente acústicas, íntimas aunque no especialmente inspiradas, compuestas de madrugada por un joven asturiano en el ciber-café en el que trabajaba. Ricardo Nistal no es un recién llegado al mundo de la música (fue integrante de Stormy Mondays y Babylon Chat), pero solo ahora ha reunido el valor para emanciparse y emprender su camino en solitario.

 

Un intento loable, sin duda, y más cuando se afronta en castellano, sin barreras protectoras. Pero conviene recordar, en contra de lo que en ocasiones pueda parecer, que coger una guitarra acústica y cantar acerca de la soledad y la incomprensión no garantiza comparaciones con Elliot Smith o Nick Drake. Sobre todo cuando la música recoge influencias tan obvias (especialmente el pop de los 60 que va de The Beatles a Los Brincos) y las letras incluyen rimas como “Tan radiante como un brillante/Fascinante como un diamante”. Sencillamente sonrojante.

 

Sin ese poso un tanto adolescente que lastra todo el disco y un mejor acabado instrumental, canciones como “Todo el Mundo” o “Transparente” podrían haber sido bonitas entradas de diario hechas canción. Con un poco más de descaro, la versión de “Autosuficiencia” (Parálisis Permanente) podría conservar la intensidad paranoica de la original. Hasta el nada sutil homenaje a George Harrison podría llegar a tener cierta gracia. Pero no. Nistal se queda en el limbo de los susurros y los discretos medios tiempos, con el corazón en la mano pero nada demasiado interesante que contar.

 

 

+info:

www.nistal.info

www.discosliliput.com

valladolidwebmusical******grabaciones