SARATOGA - VII

Por fin tenemos el último disco de esta banda madrileña, de sobra conocida por el público más metalero del pais y que lleva ya 15 años en escena, aunque con varios cambios de formación. El disco se llama VII y viene a reclamar el primer puesto en el metal nacional que hace poco más de un año dejó vacio tras la marcha de varios de sus componentes. Hay que decir que personalmente creo que no lo han conseguido, pues otras bandas han lanzado mejores discos que el que nos ocupa hoy, pero bueno, al lío.
Tras la marcha de Leo, su anterior vocalista y de Jero su guitarrista y en gran parte compositor de los mejores temas de la banda, se presentaba una difícil situación para Niko: rehacer la banda. En este aspecto, hay que reconocer que se ha rodeado de unos músicos de una calidad brutal, pero que no han conseguido componer los grandes temas que todos esperabamos para este álbum. Y no es que no haya buenas canciones, que las hay, pero han perdido parte de su identidad y feeling que, por otro lado, tampoco se apreciaba en su anterior trabajo, "Tierra de lobos". Podría resumir este álbum diciendo que hay riffs al estilo I. Malmsteen, pero con las bases ritmicas duras de Pantera o Metallica y mucho shred en los solos. Y tener que comparar a estas alturas a una banda como Saratoga con otras, sinceramente, creo que es un punto negativo para ella.
En cuanto a la temática de las letras, siguen en la línea, con ese afán de superación en las situaciones difíciles, pero con falta de originalidad por otro lado, repitiendo las mismas palabras varias ocasiones para las rimas, y con unas melodías vocales que pueden recordarte otros temas.
La producción es buena, pero de nuevo el tratamiento de las voces es exagerado, doblando prácticamente cada frase que Tete canta, con un gran hacer, eso si. Y en cuanto al trabajo de las guitarras, pues me esperaba algo más teniendo en cuenta que es Tony Hernando el guitarrista. Con todo lo que este gran músico sabe hacer, creo que está limitado y que no ha ofrecido todo lo quen cabia esperar. Solos muy similares en los temas y mucha escala para aquí y para allá.

 

Comienza el disco con dos temas que son un cañón, "EL vuelo del halcón" y "Dueño del aire" ambos recordando la parte más clásica de Saratoga y que enganchan a la primera escucha. Buenos riffs y solos y gran labor en la base rítmica. También nos encontramos con esos temas que comentaba al principio, que personalmente creo que no encajan con la banda. Me refiero a "Bailando con el diablo", "Entre llamas" o "La maldición", con tiempos pesados, duros y faltos de la melodía habitual en la banda.
Para este cd también nos encontramos con 2 baladas: "Sigues estando" y "En tu cuerpo" con mucha sensibilidad en la voz y que dejan buen sabor de boca. Melodías suaves con bases tranquilas pero llenas de intensidad.
"7 pecados" ò "Gran mago" son buenos temas cargados de melodía que funcionarán bien en los conciertos. Destacar también el tema "Semillas de odio", de una larga duración (casi 10 minutos) en el que desarrollan más la parte musical con varios cabios de ritmo, atmósferas, etc. y para cerrar nos encontramos lo que puede ser el mejor tema del disco: "Guardián", un tema de heavy metal de toda la vida que tiene una melodía inicial muy buena, así como el estribillo, el solo, etc... vamos un temazo en toda regla!.
Creo que la banda se ha dejado llevar por las prisas para sacar este álbum, y prueba de ello es que hay temas muy variados, unos muy buenos y otros no tanto, y quizás sea la sensación que transmite. Pero con más trabajo de local y composición estoy seguro que habrían conseguido un disco mucho mejor, porque ideas se ve que no faltan.


ValladolidWebMusical Volver a criticas de discos