DOGMA
Mirror of an empty human

Dogma nos presentan su cuarto trabajo "Mirror of an empty human". Sus tres anteriores cds han sido demos y al igual que éste se grabaron, mezclaron y masterizaron en los estudios Bombtrack de David F. Castro. Son cinco chicos de Torredelcampo, en Jaén, que van sacando adelante sus proyectos con mucho trabajo y esfuerzo. De hecho, para este disco tuvieron que sortear hasta cambios de formación y buscar un nuevo cantante, el elegido fue Sergio Espinosa. Dogma presentan diez temas en poco más de cuarenta minutos. Cortes que están impregnados de sus influencias como Deftones, Faith no More, Pearl Jam o Smashing Pumpkins y aún sin llegar a ser grunge si que tienen ese aire melancólico, triste, nostálgico, abandonado. Un detalle de calidad: antes de la edición del disco, éste ya había tenido más de 3.000 escuchas.
Es un disco breve pero que sin embargo, y a pesar de tener buenos momentos en cuanto a las guitarras y las melodías no me acaba de llegar. Lo encuentro un tanto aburrido y cargado de tristeza, de desencanto, demasiado oscuro. Vamos, que no es el cd que pondrías antes de irte de fiesta si no más bien cuando quisieras reflexionar, cuando buscaras soledad y recogimiento. Pero ya digo, que no es un disco malo, es que su escucha te produce una sensación negativa, triste. Como curiosidad añadir que aunque los temas están cantados en inglés y las letras aparecen así en el libreto también están traducidas para que todos podamos entender que nos trasmiten con sus canciones.
Mirror of an empty human se abre con "Where penguins are famelic", un medio tiempo con las guitarras sucias y notas arrastradas, con cambios de ritmo y de melodía vocal que a pesar de ser dulce en la mayor parte del corte cambia a rasgada y gutural dándole más fuerza. Tintes más oscuros tanto en la letra como en la música tiene "Maid of the mist" en la que la voz suena algo lejana y con poca fuerza. "Bees and enemies" comienza potente, con buena base rítmica y velocidad para luego ir ralentizándose demasiado. En los estribillos recupera algo de dureza y la voz se vuelve gutural, momentos en los que trasmite energía. "... Just smile" posee un aire menos triste como más evocador y más alegre.
"The gun" es un tema corto, de poco menos de tres minutos de duración en el que la base rítmica cobra mucha importancia. Las guitarras son limpias y claras pero la voz parece estar en segundo plano. "Solilogy" se inicia con un pegadizo riff de guitarra y un buen ritmo de batería. Los efectos sonoros que tiene el corte le dan un toque de ampulosidad, de ecos, de llenarlo todo. Y para cerrar el álbum han elegido el tema "Lizard King", otro medio tiempo tirando a lento pero con mucho trabajo compositivo en cuanto a las melodías. Resume bien el disco pues tiene ese aire de melancolía y tristeza que impregna todo el cd.

Formacion:

Gabriel: guitarra y voz
Juanfran: batería
Juan: bajo
Sergio: guitarra
Sergio Espinosa: voz

Skaidana (Abril 2008)

Volver a discos

Crónicas

Volver a ValladolidWebMusical