Banda: Unoma
Título: The beginning of the end
Sello: Lengua Armada

“The beginning of the end” es el primer disco de Unoma, un grupo que nace como un proyecto del compositor, guitarrista, y productor Fidel Vázquez (quien ya trabajó con SpoonFull y Negua).  Se trata de un CD de rock/heavy progresivo de sonido moderno, oscuro, donde se pueden apreciar influencias de bandas recientes del género (Tool, A Perfect Circle) aunque el hecho de tener una cantante femenina hace difícil establecer paralelismos.

Aunque Fidel Vázquez es quien compone y pone letras a la mayoría de las canciones del CD, tanto para la grabación como para los directos, se ha rodeado de una serie de músicos de gran calidad: Aurora Ferrer pone voz a las canciones, un primer detalle original en una escena progresiva donde las voces femeninas escasean. El grupo lo completan Ricard Vives al bajo,  Ángel Lloberas a la batería, así como un buen número de cantantes e instrumentistas que hacen colaboraciones puntuales.

Físicamente, el CD tiene una presentación sobria y sencilla, casi minimalista (algo bastante común en grupos progresivos y conceptuales), en la que domina el negro, de acuerdo con el carácter ligeramente sombrío del contenido. También puede descargarse de internet una versión digital del mismo a un precio reducido, un detalle interesante que muestra que tanto grupos como sellos ya se están poniendo a buscar maneras alternativas de distribuir su música.

Una vez ponemos a andar el CD, nos recibe un sonido potente, oscuro y preciso: una producción impecable donde se puede apreciar cada detalle (no en vano ha sido grabado en diversos estudios de Barcelona, y ha sido mezclado y masterizado en los EEUU). Las letras son en su mayoría en inglés y, aunque sus significados exactos son difíciles de precisar, tienen un aire introspectivo, que habla de pérdida, dolor, tristeza o soledad.

En cuanto a las once canciones que componen este disco de 47 minutos:
Los dos primeros cortes, “Out of control” y “When laughter becomes my hearse”, definen el sonido de la banda: guitarras pesadas, una base rítmica compleja pero potente, y ambientes melancólicos, donde la voz de Aurora hace frente a unas melodías de voz muy  técnicas, con continuos cambios de expresión y de emoción.


1En “An expensive illusion” aparece la primera sorpresa del disco, en la voz de Chey Sun Hill, que hace un dueto con Aurora en esta canción muy variada, donde se pueden apreciar desde influencias góticas a fragmentos casi ambientales. Este tema cierra el trío inicial de canciones más "fáciles", con influencias más trazables a grupos como Tool.
Continuamos con “Eight”, un tema muy corto, casi completamente rítmico, con un carácter más industrial, aunque sin abandonar los metros extraños. En “Noises and voices”, continuamos con los compases de amalgama, y se van introduciendo más elementos experimentales, hasta que llegamos a “Leave-taking”, un tema con un inicio acústico, suave, que recuerda un poco a las canciones más suaves de Opeth.

En “Dragón sin piel” nos vuelven a sorprender, pues es la única canción en español del disco (aunque curiosamente, el significado de ésta es aún menos claro que las escritas en inglés). En este caso la música da un giro hacia escalas más exóticas, y la voz se hace aún más compleja.

En “Corrupt song” aparece otra voz masculina (Ebú), en un comienzo misterioso, con voces sombrías y cautivadoras... que de repente se termina. Hay que reconocer que estas canciones cortas son una idea muy buena para mantener el ritmo de un disco de este género, donde muchas veces la acumulación de temas largos pueden inducir al aburrimiento.

Y, por último, llegamos a “The incredible lightness of gravestones”, una suite conceptual en tres actos y 13 minutos donde el tema de la muerte se va desarrollando desde diferentes ángulos. Empieza paradójicamente con "The End", donde unas voces angelicales hablan de la paz eterna, para luego continuar con "The dream", suave y tranquilizadora, para culminar con "The other side", donde el grupo vuelve a la potencia del sonido inicial, cerrando así el círculo: un corte más largo, siguiento un desarrollo típicamente progresivo.


1

En conclusión, “The beginning of the end” es un disco complicado, difícil de definir, que puede que no nos entre a la primera, pero cuya calidad (del sonido y de los músicos) hace que valga la pena dedicarle varias escuchas, para apreciar mejor los arreglos, los detalles, la voz y empaparse del ambiente oscuro del disco.

Por LP (Febrero 2008)

Enlaces relacionados

Unoma:
http://www.unoma.net
http://www.myspace.com/unomaband
Lengua Armada Records:
http://www.lenguaarmada.com

 

 

 

valladolidwebmusical*********grabaciones