ASYLUM

"Asylum" es el tercer disco de una banda toledana llamada Dulcamara formada en 2003. Sus trabajos anteriores: "Dulcamara" y "Anatómicamente imperfecto" obtuvieron muy buenas críticas y con este disco intentan consolidarse definitivamente. Grabado en los estudios Sadman con Carlos Santos como ingeniero de sonido y masterizado en Finvoxx por Mika Jussila. El resultado obtenido son 10 temas cantados en castellano cargados de intensidad y de fuerza en un estilo death metal melódico muy europeo y actual.

Este trabajo es una obra conceptual que parte de una obra de teatro creada por el vocalista de la banda: César Arroyo y que trata de los oscuros rincones del alma humana. El cd se presenta en formato digipack con un libreto de 24 páginas en el que se explican y se desarrolla tanto la historia como los personajes.

Lo que vas a encontrar en este cd son unas guitarras atronadoras de riff violentos y fuertes con una presencia muy potente del bajo y de la batería que contribuyen a crear atmósferas oscuras, opresivas. En cuanto a la voz, pues a veces no se le entiende nada y eso que canta en castellano, y aunque imagino que a muchos grupos de este estilo no se les capta todo, no estaría demás, que cantando en nuestro idioma nos enteraramos de lo que cuenta. Aún así, el vocalista nos muestra todo su potencial con una gran cantidad de registros que van desde la voz rasgada, desgarrada, pasando por la gutural y a veces aparece tranquilo y más melodioso.

El teclado tiene mucha importancia en este cd pues marca el tempo de los temas y les aporta fuerza e incluso en algunos momentos toques muy melódicos y orquestales.

Es un compacto muy intenso en sus casi 50 minutos de duración y al estar concebido como una obra de teatro se puede apreciar ese dramatismo en las composiciones, que están muy cuidadas en cuanto a elaboración e interpretación. Con el bajo cual latido de corazón comienza "Asylum" con la intro "Preludio" que da paso a "Rata" un corte que define muy bien el disco y que sirve como muestra pues tiene todo lo que hemos comentado antes: un teclado melódico, una voz muy desgarrada y gutural con unas guitarras potentes y atronadoras que se vuelven supoerveloces en algunos momentos. En "Cadenas" las voces se radicalizan más aún y hay tramos en los que apenas se le entiende nada de lo que está contando. El ritmo del bajo y la batería resulta machacón y tiene mucho protagonismo pero queda bien porque se va entrelazando con las guitarras y el teclado en una composición muy elaborada.
"Crisálida" es un poco más diferente y es que la colaboración de Aroa Martín de Khael o Stravaganzza aporta un punto más de melodía y supone un gran contraste con la voz de César que va variando entre los agudos desgarrados y los graves profundos. "Heridas" se inicia con unos gritos que desasosiegan al igual que los susurros que le siguen. El teclado en este corte aparece muy ampuloso y orquestal, casi como si se tratara de un órgano de iglesia. Y para cerrar "Asylum" han dejado el single más largo del disco: "Famélico" con una melodía muy inquietante que se transforma después casi podriamos decir en una clásica de heavy metal, salvo por la voz claro, que pasa de la voz gutural al extremo en uno de los cortes en el que más se le entiende.
Desde luego si lo que te gusta es el death metal no puedes dejar de escuchar este disco porque en nada desmerece a lo que pueda llegar de fuera y porque no le tiene nada que envidiar.
  1. Preludio
  2. Rata
  3. Cadenas
  4. Prototipo
  5. Madre
  6. Crisálida
  7. Lobo
  8. Infierno
  9. Heridas
  10. Famélico

DULCAMARA son:

César Arroyo – Voces
Rufo J. Cantero – Guitarras
Rafael del Olmo – Guitarras
Fernando del Olmo – Teclados y Sintetizadores
Sergio Fraile – Bajo
Carlos Barba – Batería

 

Reseña de Skaidana (Marzo 2010)

discos

Crónicas

ValladolidWebMusical