Trashnos: “Recuerdos del futuro”.

 
 

 

Acaba de llegar a mis manos el último disco de los gallegos Trashnos: “Recuerdos del futuro”. La primera impresión que recibes al escucharlo es que te encuentras ante un trabajo maduro y bien hecho de Heavy Metal como Dios manda, un power metal un tanto thrash y, digamos, para ser más exactos. Trashnos tienen dos discos anteriores, que son “Tiempo” (2001), una auténtica joya, a mi entender, que resume todas las tentativas (fracasadas o no) que durante los 90 se llevaron a cabo en España en lo que a power metal se refiere, y el álbum “Alén” (2004), en la misma línea.

Trashnos es un cuarteto formado por Markos, a la voz y a la guitarra, Mou, guitarra, Raúl al bajo e Iván a la batería. Lo que más llama la atención al escucharlos, desde mi punto de vista, son dos aspectos: el primero de ellos es la calidad instrumental de los músicos, muy por encima de la media de la mayoría de grupos de su generación, y en donde destaca la voz de Markos, muy bien modulada, ligera y potente a la vez, o sea que pega muy bien con el estilo, y que a mí me recuerda a la voz de Damnagoras, de los italianos Elvenking, la que solía ser una de mis bandas favoritas antes de que se echaran más o menos, a perder. Lo segundo que llama la atención es su apego a los cánones clásicos del Heavy Metal, o al menos, a los parámetros del power metal, tan de moda en Europa y España, en la década de 1995 al 2005, grosso modo, pero de capa caída hoy día, más que nada porque queda poco por innovar por ese camino, y señores..., hay que buscar fórmulas nuevas. Así, Trashnos adolece, un tanto, de falta de originalidad, en lo que a este último disco se refiere.

Si los dos primeros recogían el testigo como últimos abanderados del movimiento que dio gloria a grupos como Avalanch, Ankhara y demás, con “Recuerdos del futuro” vuelven un poco a incidir sobre lo mismo, y si bien es un álbum más que notable, es como un gran tiburón buceando en una pequeña charca, ellos son el tiburón, y la charca es el power metal, que aún siendo uno de mis estilos favoritos, necesita cierto descanso, y renovarse. Desde mi humilde opinión, y con todo el cariño del mundo creo que Trashnos deberían expandir sus horizontes y aventurarse por sendas más innovadoras (sin perder su esencia, claro está, que el heavy es el heavy), que chispa para abrirse camino en el panorama musical de este país y aún más allá, tienen de sobra. Que nadie dijo que esto de la música fuera fácil.


En cuanto al disco, pues muy bueno. En general muy homogeneo, melódico en su justa medida, y muy técnico y con letras interesantes. Temazos son el primer corte, “Cien vidas”, “Guerra”, “Me cuesta reaccionar” o “Llueve cenizas”. Del primer tema tienen además un videoclip muy currado, que viene incluido en el CD.

En definitiva, un buen disco de  old school power metal que no decepcionará a ninguno de los fans del género. Medido, potente y currado. Ya solo me queda verlos en directo para juzgarlos mejor.

 

Nota: 8/10

Lista de canciones
01. Cien vidas
02. Guerra
03. El Cielo se borró
04. Cae el invierno
05. Me cuesta reaccionar
06. Un segundo más
07. Cuando todo arde
08. Llueve ceniza
09. Rendición
10. Desterrado de la luz

Witchfinder, agosto 2010

 

 
 
valladolidwebmusical*********grabaciones