THE UNDEAD FAMILY “En el silencio”. Copro Rc

Apenas un año después de la edición de su segundo disco, titulado “En el silencio”, los burgaleses The Undead Family han decidido separarse. Motivados por la desilusión al sentirse engañados por su sello y otros problemas personales han decidido dejar aparcado el proyecto. Esperando que algún día decidan retomarlo vamos a destapar los secretos de este trabajo.

“En el silencio” es un disco de death metal lleno de buenos riffs y con algunas letras muy elaboradas que por desgracia apenas se distinguen, se pueden leer en el libreto pero es prácticamente imposible apreciarlas por el oído al encontrarse la voz demasiado camuflada entre los instrumentos. Además, la forma de cantar con gritos guturales, típica del género, tampoco ayuda.

El disco lo abre “The great overture” una breve intro que muestra los sonidos que produce una verja al abrirse y lo sigue “En el silencio”, tema que da título al disco y que muestra perfectamente lo que nos encontraremos a lo largo del redondo, potentes riffs de guitarra envueltos en oscuros pasajes con letras angustiosas. En “Mefisto” bajan a los infiernos para dejarse atrapar por el capturador de almas de Satanás mientras que en “El sepulcro” con un gran arranque bastante gótico nos introducen en el mundo de los zombies. El momento álgido del disco lo encontramos a mitad del mismo con los temas “El final de mi vida”, donde aparece una melódica voz femenina que deja entender las letras (un problema a lo largo de todo el disco) en una canción con grandes riffs y profundos textos, y “Into the house of wax”, un tema que hace referencia al paseo por el museo de cera donde se encuentran numerosos personajes históricos, con una introducción de marcado estilo grindcore y un épico final de teclados y guitarras.

Acercándonos al final del álbum nos encontramos con dos temas como son “Nadie” y “No muerto” donde The Undead Family se sumergen en la degradación de los excesos sexuales citando las antiguas civilizaciones de Sodoma, Atenas, Bizancio o Venecia, y en la desesperación que lleva a algunos a refugiarse de sus problemas en las drogas y el alcohol encontrando así un trágico final. Tras estos pasajes el disco se cierra con “Sombras del pasado”, una mirada atrás en la que se llega a la conclusión de que algunos nos encontramos a gusto en la oscuridad. Es una canción con unos teclados hilarantes y psicodélicos y que concluye el disco de la misma forma que lo empezó, en este caso con el sonido de una verja que se cierra, seguramente perteneciente al cementerio lleno de zombies en el que nos hemos sumergido escuchando “En el silencio”.

 

David De La Rock (Oct 2010)

 

 
 
valladolidwebmusical*********grabaciones