RENOCHILD

“Shuttle”

(Pulpo Negro, 2004)

 

 

 

DIEGO ALONSO ARÉVALO

(diegoalonso@valladolidwebmusical.org)

 

El disco de debut de los sevillanos Renochild es uno de los últimos lanzamientos de Pulpo Negro, discográfica de marcada filiación anglófila donde también milita Second, que en su primer disco se dedicaban a rescatar del olvido la era dorada del brit-pop. Renochild mantienen su mirada fija en las Islas, aunque su principal inspiración es la nueva sensibilidad acústica de grupos como Coldplay, Starsailor o Doves.

 

 

 

 

Comparaciones aparte, “Shuttle” tiene la suficiente calidad y personalidad propia como para sostenerse por sí mismo. En las primeras escuchas, el disco resulta agradable al oído, aunque altamente inofensivo. La producción cristalina marca-de-la-casa pule las aristas de los momentos más densos o afilados del disco, y es difícil evitar la sensación de que canciones como “Anesthesia” o la épica “I Would Follow” alcanzarían con un sonido un poco más afilado las crestas emocionales que sin duda merecen.

 

Las sucesivas rotaciones de “Shuttle” en el reproductor de cd’s revelan, sin embargo, la sutil riqueza sonora que esconde. Una riqueza que aflora en las texturas líquidas de “Ego Panic” o en las guitarras etéreas de “Polar Shelter”, dos de los mejores momentos del disco y en los que planea por momentos la sombra de Radiohead (pre-“Kid A”). También hay lugar para el pop luminoso (“Icarus”) y para el intimismo acústico (“Broken Dogbane”).

 

Pero la verdadera sorpresa del disco es el pequeño himno a la cotidianeidad de “Todo va bien”, versión en castellano de “Everything’s Fine” que supera con creces al tema original. Una simple anécdota o quizás una pista de una posible dirección a seguir en el futuro, la canción cierra “Shuttle” con impecable sabor de boca y con la promesa de que merecerá la pena seguir de cerca los próximos movimientos de la joven banda sevillana.

 

 

+info:

www.renochild.com

www.pulponegro.com