Chucho. Koniec” 2004 Sinnamon records

Premio a la Regularidad

Una carrera dilatada es la que tiene por montera el chico de la gasolinera. Parece que fue ayer cuando el perruzo comenzó a vivir en solitario. Con Koniec” (Sinnamon records, 04) - palabra recordada de unos dibujos animados checos la cual aparecía al fianla de los mismos – ya son cuatro los discos que Chucho ha ido publicando. Fue en el 97 cuando diera sus primeros pasos en solitario después de dejar la fructífera carrera de los añorados Surfin' Bichos. En ese primer disco “78” salen con rabia todas las historias que pasan por una cabeza atormentada, deseosa de reconocerse a si mismo.

 

 

Posteriormente sienta la cabeza y abraza la felicidad vital, dando su trabajo mejor producido y mejor promocionado hasta la fecha (Alejandro Amenabar en Abre los Ojos...) “Tejido de Felicidad” (99), para pasados unos años embarcarse en la elaboración de un complejo y arriesgado proyecto en “Los Diarios de Petróleo” (01) de donde Fernando fue afilando su prosa y perfilándose como un autor emocionante y desconcertante.

 Este convulso año 2004 nos trae una nueva aventura sonora. Dejando de lado a su anterior sello “EMI” y también al magnifico Kaki Arkarazo en la producción, Fernando toma el mando de la nave y sin trabajo previo de maqueta nos crea su álbum más rockero (un más que manido tópico si, pero muy apropiado si nos centramos en una primera escucha del disco. Temas como “Capitán en alta mar” o “La Mente del Monstruo” están repletos de guitarras bien manejadas tanto por Alfaro como por Gascón, y ensambladas bajo el mando de Joe Robinson (quien se encarga de toda la producción). Pero no podemos etiquetar el disco en esa primera escucha. Como siempre Chucho nos sorprende y es en segundas escuchas cuando empiezas a vislumbrar la diversidad de miras del disco. Así, es en la parte más emocional donde aparece la figura poética de Fernando. Como ejemplo el tema “La Religión” creada bajo ese vocabulario bíblico que tanto ha ido utilizando en su carrera y que tanto nos recuerda a Nick Cave, o en “Y minera” con el dialogo entre su hija y él. En resumen se van aglutinando temas como la autodestrucción y el cariño, la muerte y el amor, los miedos y la compasión.

 Puede que no sea época de arriesgar y sí de convencer. En este caso, Chucho ha seguido ese camino y los frutos se están recogiendo. No debe venir sólo, y por eso algunos ya estamos deseando ver el nuevo trabajo de su ex - compañero Joaquín Pascual y sus Mercromina...

concierto en Valladolid oct'04

Javi ‘musikas' (04)

Foto: chucho.net

inicio      grabaciones      crónicas