niceman & the bad boys

“the art of hanging out”

(ZebraRecords, 2004)

DIEGO ALONSO ARÉVALO
(mistakesregrets@hotmail.com)
 
El primer disco de NiceMan, Sauchiehall & Hope (A Pop Opera), era un album conceptual situado en Glasgow con un argumento tan ingenuo como honesto: NiceMan está solo, conoce a alguien, encuentra el amor, lo pierde, se entristece y se queda solo de nuevo, con la esperanza de volver a enamorarse. Ahora NiceMan (a.k.a. Francis Macdonald, omnipresente personaje de la escena escocesa, reclamado por Teenage Fanclub, BMX Bandits, BelleAndSebastian y The Pastels,entre otros) se ha rodeado de tres jóvenes músicos locales para grabar su segundo disco, The Art Of Hanging Out.
Como ya pudimos apreciar en el FIB’02, donde se presentó tan sólo armado con su guitarra acústica y una camisa horrible (ver foto), NiceMan es un tipo afable, un artesano que bebe de las fuentes originales para (re)escribir auténticas gemas de pop atemporal, ajeno a modas y tendencias.
 
 
A pesar de todo, The Art Of Hanging se presenta como un disco sorprendentemente ecléctico. De la luminosidad del sencillamente perfecto primer single "Forever Is A Long Time WithYou" a la tierna melancolía de canciones como "Tambourine (I’ll be a tambourine to feel your fingers on my skin )". Del country-folk bucólico ("Rain Rain Rain", "Lazybones") a la parodia adolescente de "Punk Rock Girl".Incluso hay momentos para el ataque ruidista, revisitando a los Jesus & MaryChain más cavernícolas en "Mine MineMine" o el contundente final "Nice Man RIP".
En definitiva, The Art Of Hanging Out es un refrescante y variopinto catálogo pop sin complejos que demuestra (de nuevo) que las buenas melodías nunca pasan de moda. Y en este disco hay 15.
 
+ info:
 
www.zebrarecords.com
 
inicio