SECOND
“Pose”
(Pulpo Negro, 2003)

DIEGO ALONSO ARÉVALO
(mistakesregrets@hotmail.com)


El segundo disco de Second parece salido de la Inglaterra de mediados de los 90 en la que Blur y Oasis competían por el trono mundial del pop. Era la edad dorada del brit-pop: Suede habían grabado su grandioso “Dog ManStar”, unos jovencísimos Supergrass publicaban su disco de debut y Pulp se lanzaban a la conquista del mundo con “DifferentClass”. Nada hace suponer que, en realidad, los responsables de este Pose son un conjunto murciano que acaba de alzarse con el título de Mejor Grupo Revelación Europeo de 2004 en el prestigioso certamen BOBAwards.

Impecablemente producido por RobbieFrance y TimOlfield, Pose consta de 12 cortes (más el bonustrack “Lactaplus”) de indiscutible inspiración británica que llevan sus influencias a flor de piel. El resultado es un disco que aspira a competir con dignidad y sin prejuicios en el mercado internacional, pero que adolece de una grave carencia de personalidad propia.
 


A pesar de que con las sucesivas escuchas el disco va ganando en matices y calado emocional, a lo largo de los (largos) 60 minutos de Pose apenas hay sorpresas: la mayoría de las canciones suenan demasiado familiares y poco memorables. En cortes como “The Red Bullet”, por ejemplo, saquean sistemáticamente y sin pudor a Suede y a Blur, aunque sin el glamour de los primeros ni el descaro de los segundos.
 

Adherido a fórmulas enterradas hace casi una década (la copia de la copia de la Idea), no es extraño que las mejores canciones de Pose sean, precisamente, la que más se desmarcan de esta tendencia, como el single “Behind The  Pose”, en el que las guitarras cobran un mayor protagonismo y el teclado introduce ecos de bandas más actuales, como Grandaddy. “Situation” y “Great Failures” son bonitas baladas dominadas por el piano y la melancolía, aunque sin duda la gran sorpresa del disco es la atmosférica “DifferentLevels” que logra conjurar el fantasma de BrettAnderson con una melodía majestuosa e intemporal.

Second actualizan el legado del pop británico de los 90 (y con él, por supuesto, el de The Smiths, Roxy Music y David Bowie, entre otros) con elegancia y estilo, pero su propia personalidad no llega nunca a trascender las rígidas barreras de un género que termina por convertirse a largo de este Pose en un lastre más que en una distinción.



+info:
mejor banda europea 2003
www.secondmusic.com
www.pulponegro.com

index++++grabaciones