Artista: Brainjuice

Título: 12,56636

Año:2004

Formato:CD

Sello:

Texto: Jairo
 

Intentar salir a flote desde uno de los lugares menos fructíferos del país es harto complicado. Y si encima tu propuesta está aun más aislada que el lugar en el que ensayas, podríamos decir que el publicar algo y tener repercusión es más que un imposible. No para estos cinco hambrientos palentinos, que han exprimido al máximo las posibilidades del todopoderoso internet para ir abriéndose camino ante la avalancha de nuevos grupos que van apareciendo día tras día.

Aunque de nada serviría el hacer que se hable de ti, si el material no estuviese a la altura. Y en Brainjuice caben destacar unos cuantos aspectos en su favor que justifican su paulatina expansión, como también unos menos defectos que pulir de cara a próximas grabaciones. Los buenos halagos vienen de mano de las ideas del grupo. No solamente su rock semi-industrial con claras referencias a NIN, TooL, Ministry o los venidos a abajo Korn, está bastante por encima de la media (a lo que originalidad se refiere), si no que la parte visual, las letras, es decir, todo el conjunto Brainjuice, dotan al grupo de un carisma y una ambición inusual en los nuevos grupos que surgen, más acostumbrados a presentar un cascarón de agresividad que oculta contenidos inocuos. Valgan como ejemplo de estas virtudes la cuidadísima estética del digipack de su debút, como su elaborada web, sus constantes referencias literarias y cinematográficas, o su pasión por el número y sus entrañas.

Ahora bien, si sobre la mesa, todo el conjunto de factores que conforman Brainjuice podría resultar espectacular, a la hora de referirnos a lo estrictamente musical, la cosa se queda a medio camino. De momento, el gran lunar de esta carta de presentación podría achacarse a las voces. En su gran mayoría en castellano, desentonan totalmente con el resto del álbum. En ocasiones suenan totalmente forzadas y sobrecargadas, y algún que otro estribillo podría haberse madurado muchísimo más antes de incluirlo en el tema. Paradójicamente, el único tema que no peca de irregular es el menos representativo del grupo, "Pi", que juega más con ambientes, pianos y voces susurradas, y que además está cantada en inglés.

En definitiva, una buena puesta en acción, pero que sin duda deja en el aire un montón de dudas sobre la capacidad del quinteto. En próximas entregas, con un, esperemos, mayor tiempo y presupuesto, veremos si son capaces de reflejar en un disco todo lo que a priori esconden en sus inquietas mentes.

 
.::Brainjuice::.
Grabaciones
Inicio