DISCIPULOS DE DIONISOS
CD - COMO UNA DROGA
H-records

RAPIDOS Y MACARRAS:

Con formación renovada respecto a sus dos primeros trabajos de larga duración los reyes del porno-punkrock vuelven a la carga, ni los años ni el trabajo ni los excesos pueden detener a las hordas de Dionisos. Enarbolando la bandera de la perversión atacan al puritanismo, la decencia y el orden ahí donde más les duele. Cuando la única rebeldía que nos queda es frente a la moral de la apariencia es momento de pedir Carne y Prostitución a ritmo de misfits y ramones.

Quien haya tenido la suerte de verlos en directo puede decir que sabe bien lo que es una bacanal punkrocker, homenaje en vivo a las grandes estrellas de los cines de sesión continua, de Eloy de la Iglesia y de Sex Shop. Componen estribillos pegadizos gritados con voz chillona e insultante que escupe al oído consignas dignas de tallarse en piedra, matar al disjockey es solo un comienzo, con una cuidada producción describen sus noches de orgías y alcohol. A velocidad de vértigo prolongan un poco más su “vivo rápido y moriré joven”. Excelentes versiones para adornar los temas propios, suspicious minds y crazy train amenizan el corto y muy duro trayecto entre burdel y burdel. Tratan de asesinar el Rockanrol con la rabia y la furia suicida heredada por unos pocos elegidos de GG allen y logran prolongar su agonía entre las piernas de Ginger Lynn mientras las expertas manos de ella recorren el húmedo sexo de Tracy Lords que jadea suplicante entre espasmos de pasión que contorsionan el cuerpo de ambas al ritmo del pequeño bastardo.

Como ellos mismos decían: “grupos como los discípulos de Dionisos solo hay uno y cuando nosotros desaparezcamos no habrá nadie”. Eso es pensar y no lo que hacía Nietszche.

 

¡DALE CAÑA TORETE!

H-Records

Grabaciones

Inicio