SABANDIJAS. “Lo peor de nosotros“ Santo Grial Producciones

Desde la costa levantina nos llega otra banda de rock cañero y, a decir verdad, muy cañero, pero con una seña de identidad que es la claridad y limpieza de sonido. Arremeten con todo lo que se les pone por delante, irradiando unas letras comprometidas en el que tocan todos lo palos de la sociedad actual como es la emigración, monarquía, liberación animal…

Su sonido punk rock bebe de las fuentes del rock radical vasco de toda la vida, concretamente se ve unas influencias de bandas como la Polla Records o los Piperrak, que se caracterizan por unos sonidos acelerados, con una batería a todo meter y acompañados por una buena instrumentación.

El problema que pueden tener bandas de este tipo es que son demasiado aceleradas para la gente más power pop y poco radicales para los punks más estridentes, quedándose a medio camino en el rock denominado urbano de sus paisanos de Valencia Transfer, con los que también presentan ciertas similitudes. Hay que señalar que se atreven con ritmos más skataliticos, regge y demás melodías no tan rápidas, para ello escucha Fortunato y Jacinta

El disco es bastante bueno, está muy trabajado y son claros hasta en el libreto de disco, que es una delicia lo bien que se leen las letras de los temas. Merece la pena darle una escucha a estos alicantinos.

 

Hoja promo:

Su peculiar historia comienza en una lejana aldea de un país embrujado, en el año 98 después dE Tristán Braker. Un. humilde trovador de nombre José Luis, y de apellido Millagui, se fue de fiestata con su sirviente Iván Joe que hablaba en verso. Por el camino se encontraron con un bandido que le robó hasta la juventud, Joaquín (el necio). Fruto de esta unión nacieron algunas bellas historias Cuando estos tres pensaban que no se podía caer más bajo, adoptaron a un simpático niño famélico dE cuyo nombre no quiero acordarme, bueno sí, Pablo. Se reunían en una casa abandonada y encantad, donde por las noches se veían muertos y se escuchaban rugidos. Allí componían melodías de ritme sutil, pretencioso y raggamufin. Los años más felices de estos desgraciados personajillos llegaror bajo el hechizo de una bruja, Fani que les embaucaba con sus ritmos africanos. Corría el año 2001 ) no os penséis que hasta entonces no pasaron cosas, porque hay mil y una anécdotas. Los cinco er cuestión se dedicaron a la música y al negocio de la hamburguesa a partir de entonces. En muchm pueblos todavía se les recuerda y se les odia con toda el alma. Si los encontráis algún día no dudéis er gritarles: "uuuh!" , quedarán muy sorprendidos y encabronados, de no hacerla os abducirán con sus fascinantes músicas.

Más info en: www.sabandijas.net

 

VALLADOLIDWEBMUSICAL................................cronicas.....................grabaciones