TARIK

& LA FÁBRICA DE COLORES

Sequentialee

(Mushroom Pillow, 2005)

DIEGO ALONSO ARÉVALO

diegoalonso@valladolidwebmusical.org

 

Tras ocho años de silencio (los mismos que separaban su álbum de debut de aquel londinense On The Radio que supuso su consagración), el cordobés Álvaro Muñoz presenta en Sequentialee una agradecida vuelta (parcial) al castellano, precisamente en el año en el que dos de los alumnos nacionales más aventajados del pop de inspiración 60s, como Deluxe y Sidonie, han abandonado el idioma anglosajón para entregar sus trabajos más personales, estimulantes e imperfectos.

 

Pero el tercer disco de Tarik no supone una reinvención creativa como la de estas bandas: su propuesta sigue teniendo un poso de madurez más exquisito e historicista, pero quizás también más resignado, como bien muestra el diseño descaradamente retro de la portada. Sequantialee es un impecable manual de pop de cámara, melodías pluscuamperfectas y armonías vocales, aunque ofrece pocas sorpresas.

 

Juega en su favor, eso sí, un sabio tracklist que añade al disco una necesaria sensación de dinamismo: de la efervescencia de los primeros cortes a la psicodelia brit del bloque central del disco (con una contundente aunque algo rígida versión de “Cinnamon Girl”, de Neil Young) para finalizar en una nota de melancolía con la instrumental a lo Burt Bacharach “Un apartamento en Père Lachaise” y la tiernamente otoñal “Sé que algún día”.

 

Tarik suena forzado cuando se acerca a registros planetarios (“Algo que cae como la lluvia”) pero se desenvuelve con elegancia y carisma en los estribillos ascendentes como el del primer single, “Porque es domingo”, en la decadencia entre trágica e indolente de “Vengan los amantes” o en la desgarrada “I forgot the lyrics”, que enlaza con su dimensión más Bowie. ¿Mereció la pena la espera? Probablemente.

 

+info:

www.mushroompillow.com

www.tarikylafabricadecolores.com

VALLADOLIDWEBMUSICAL................................cronicas.....................grabaciones