MILWAUKEE

“Milwaukee”

(demo)

 

 

 

DIEGO ALONSO ARÉVALO

(diegoalonso@valladolidwebmusical)

 

Convertidos en quinteto tras la incorporación de Adrián Rodríguez (bajo) Milwaukee ha decidido por fin salir de su dormitorio para entrar en el estudio de grabación. El resultado son 6 canciones que en casi 45 minutos constituyen todo un homenaje a los paisajes más lánguidos de Norteamérica.

 

Grabada con Ángel Rossell (ex-Les Ô) a los mandos, el sonido intimista de la demo ha logrado capturar perfectamente los sentimientos que el quinteto pretende transmitir: soledad, pérdida, nostalgia... y quizás también esperanza.

 

 

 

 

Las guitarras de cristal acaparan la mayor parte del protagonismo, aunque es también destacable la labor de una batería que se encarga de marcar con prudencia y acierto los valles y crestas de los largos desarrollos instrumentales.

 

Nunca elevándose por encima de un susurro, la voz de Juan Díez es, sin embargo, una de de las piedras angulares de la música del quinteto. A pesar de ampararse detrás del inglés (con la excepción de la letra de la melancólica “Piedras”, escrita por Itzíar), es posible palpar la emoción que desprenden confesiones como la simple pero desarmante I just want to/keep you by my side/forever/forever... mientras la canción colapsa gloriosamente bajo su propio peso, tras casi 8 minutos de incertibumbre (“Don’t Want More Goodbyes”).

 

 

 

 

Amplios conocedores de géneros como el slowcore y el post rock, quizás el único error que Milwaukee comete en esta primera grabación es la de seguir de manera demasiado mimética el camino marcado por sus grupos favoritos: “My Road Movie”, recuerda a los mejores Bedhead, con sus perezosas guitarras distorsionadas y su ritmo solemne, mientras el espíritu de Red House Painters también planea sobre algunas canciones.

 

En otros momentos (los mejores momentos), Milwaukee logran librarse del lastre de sus influencias y se atreven a andar solos: en “(sin título)” una bonita guitarra acústica cose las costuras de una melodía inesperadamente luminosa, y en “Viernes Santo” los teclados cobran protagonismo para dibujar un inquietante paisaje fantasmal.

 

Pero lo mejor se encuentra al final. La hipnótica “Muerte De Un Viajero” cierra la demo con más de 9 minutos de pura ensoñación, reinventándose magistralmente en cada reiteración y con un enigmático recitado que, unido al efecto de la música, produce escalofríos.

 

 

+info:

milwaukee_band@hotmail.com

grabaciones****cronicas****milwaukee

www.valladolidwebmusical.org