MAHAVISHNU JOHN McLAUGHLIN

por Maguil

¡Qué ingenuos éramos! Pretendíamos, en los primeros 70, entender la enormidad musical de la Mahavishnu Orchestra con las simples herramientas de la escucha atenta de los Stones, Cream, Hendrix, Pink Floyd o King Crimson…de quienes tampoco conocíamos su fuerte background musical. Todavía no habíamos escuchado con detenimiento a Miles Davis, John Coltrane, Charles Mingus. Estos últimos ya hablaban en sus entrevistas de Stockhausen y Stravinski. Los anteriores hablaban de Bela Bartok, de Carla Bley, de Pierre Henry y la “música concreta”. Nosotros, en España, todavía pensábamos que la música era un simple “talento natural” que se reinventaba en cada persona, en cada intérprete, en cada grupo. Era un país muy atávico en esas fechas.

De John McLaughlin (en adelante JM) habíamos leído en Disco Express que era capaz de recorrerse a pie la longitud londinense para ver a los guitarristas flamencos que por allí aparecían. Su notoriedad creció enormemente cuando se enroló en la banda eléctrica de Miles Davis. Ya apareció en revistas de rock y jazz de la época. Pero para entonces JM tenía un recorrido muy importante.
Nació en enero de 1942 en Yorkshire y desde los primeros 60 fue un disputado guitarrista de sesión: Graham Bond, Rolling Stones, Danny Thompson, David Bowie, Jack Bruce, Los Bravos (guitarrista en Black is Black!!!) o Jimmy Hendrix –Hell Sessions- pidieron su colaboración en el campo del rock.
En el jazz, su campo musical más cercano, las colaboraciones más conocidas eran las jamms con John Surman, Dave Holland y Tony Oxley…en la escena jazzera de Londres, muy viva en esa época.
Con Surman y Oxley graba su primer disco como lider: Extrapolation. 10 temas que han hecho historia en el jazz europeo. ¡Qué precisión! ¡Qué fuerza! Todavía escuchado hoy suena plenamente actual si no fuera por una cierta debilidad de sonido debido a la tecnología de la época. En una lista de discos de jazz europeos estaría entre los primeros. Estamos en 1969. Con esta formación más Dave Holland grabaría “Devotion” –no conservo la copia- y ya en USA el más eléctrico “Where Fortune Smiles”.

   

Mención aparte merece la grabación de “My Goals Beyond”. El mejor de sus discos acústicos sin duda. JM acompañado por Charlie Haden al bajo, Dave Liebman a los saxos; Jerry Goodman, violín; Airto Moreira, percusión…entre otros.
10 magníficos temas, algunos propios y otros del mismo Davis, Mingus, Corea. Magnífico, lo habré escuchado en Lp y cd cientos de veces…siempre descubres algo nuevo y te llena de paz…1971. Mahavishnu.
Entre 1969 y 1971 se debió hacer amigo de los tripulantes de vuelo de las líneas aéreas…trabajaba en ambos lados del atlántico: con Tony Williams Lifetime junto a Jack Bruce (ex Cream) en una serie muy limitada de discos junto al original organista Larry Young –entre los que destaca Turn it Over- y por recomendación de Dave Holland (otra de las luminarias del jazz actual…la última vez que le vi fue en Granada junto a Pepe Habichuela) con Miles Davis y sus sucesivas “electric bands”. Otra vez la historia del jazz con mayúsculas. Sus colaboraciones con Davis parten con el seminal “In a Silent Way” pasan por Bitches Brew, A Tribute to Jack Johnson, On the Corner, Big Fun, Live/Evil…entre otros. La crema de la fusión, del jazz-rock o del jazz eléctrico, como queramos denominarlo. Miles le debió introducir en la técnica del “editing” que él ya practicaba en sus discos con CBS, consistente en grabar partes musicales y combinarlas para formar el tema final y que JM lleva a la Orchestra.

JM es un músico excepcional, pero también debe ser un gran estratega. Tiene en marcha tantos proyectos como guitarras es capaz de tocar: clásica-española, acústica, de jazz, de rock con doble mástil…con este bagaje musical ha puesto en marcha proyectos como Mahavishnu Orchestra (MO) Shakti o el Guitar Trio… algunos –los menos mastodónticos- aun perduran.
Formó la MO cuando Miles le dijo que ya era hora de que se fuera a formar su propio grupo y eligió a algunos de sus compañeros de banda como Billy Cobham, un buen batería de jazz que derivó al rock-blues en su última época –acompaña a Eric Calpton- otros músicos de sesión americanos –Jan Hammer- o instrumentos extraños en estas formaciones como el violín, primero con Jerry Goodman y más tarde con el francés Jean-Luc Ponty.


Mahavishnu Orchestra

Comenzaron como teloneros de John Lee Hooker en Nueva York pero pronto fueron banda estelar que competía con el maestro, Miles, o con Weather Report, otra superbanda incubada en la factoría Miles…estos músicos eran mejor que los Ferraris que conducía Davis.
Tengo sobre mi mesa 5 cds de la MO…el primero “The Inner Mountain Flame” el último “Apocalypse” ya con Jean-Luc Ponty y la London Symphony Orchestra dirigida por Michael Tylson Thomas. Entre medias: Birds of Fire, Lost Trident Sessions, Between Nothingnees and Eternity… hay más, cerca de veinte entre los oficiales y los piratas grabados en directo.
¿Rock? ¿Jazz? ¿Clásica?...todo junto. Virtuosos con causa. Les había bastante superficiales, como Yes, Emerson, Lake & Palmer, los italianos Premiata Forneria Marconni…inculso Deep Purple grabaron con orquesta.

¿Dónde está el secreto de la MO? No lo encontrábamos entonces pero lo teníamos delante de las narices: Debussy, Falla, el impresionismo musical y el nacionalismo musical francés, español y mediterráneo!!! Combinado con la expresividad del rock, los watios, la improvisación del jazz. Una referencia imprescindible es Stravinski, que le conecta con el último Coltrane vía Alice Coltrane. Esta decía que se le aparecía el ruso genial y le dictaba las notas de sus obras. Un John Coltrane a su vez ya muy influido por la música hindú, tenía previsto grabar con Ravi Shankar en 1967… pocos años antes de emprender JM esta singladura musical.
El impresionismo, una gran fuente musical que se renueva cíclicamente.
No es extraño entonces la unión con el exotismo chicano de Carlos Santana y que ambos hicieran un sentido homenaje a Coltrane en “Love, Devotion, Surrender”. Amor, Devoción, Entrega. Mensajes religiosos que no dudaban en combinar con una extraña afición a los buda-dólares de los gurús de la época, particularmente Sri Chynmoi.


Carlos Santana y John McLaughlin

Una época de excesos en casi todos los órdenes, menos en cuestión de drogas contra lo que siempre ha clamado JM. Es uno de los músicos que colaboran con Clapton en el Proyecto Crossroads para sacar a otros músicos de estos problemas.

El siguiente proyecto en marcha ya tiene unas dimensiones menos mastodónticas. Se trata de Shakti, que dura hasta la actualidad, en compañía de L. Shankar, violín, y Zakir Hussain, tabla, con colaboraciones incluso de Chaurasia, el gran flauta indio.


Shakti: con Shankar y Zakir Hussain

Muchas y grandes reencarnaciones ha conocido este proyecto, de una escala musical que le hace compatible con The Guitar Trio, por el que han pasado Paco de Lucía, Al Dimeola, Larry Coryell. La verdad, no le tengo mucha estima a este último proyecto. En mi opinión era una exhibición de técnica guitarrística para “sacar la pasta” a los organizadores de festivales con ganas de llenar una sesión. Incluso Pavarotti aparece en la vida de JM en esta época.


Guitar Trío: Paco de Lucía, McLaughlin y Larry Coryell

Los últimos 10 años son muy interesantes. Su amigo Michael Tylson Thomas, director de la Filarmónica de Los Angeles (antes había estado dirigida por otro jazzero e impresionista, Andre Prevín) le encarga un concierto para guitarra y orquesta. El nombre no puede ser tan obvio en la carrera de JM: The Mediterranean Concert.
Época ya muy influida por las ideas de Katia Labeque convertida en su compañera. Katia y Marielle Labeque, pianistas francesas, se dedican a tender puentes musicales: impresionismo, flamenco, jazz… actúan en los últimos meses con Mayte Martín, cantante de flamenco ligero y boleros. Las tres estuvieron en Valladolid, Auditorio Miguel Delibes, hace unos meses y los organizadores no fueron capaces de usar estas vinculaciones en la publicidad.
Otras obras de corte “clásico” están incluidas en el disco “Thieves and Poets”.

Hay algunas singularidades en la discografía de JM: Time Remembered, dedicado a Bill Evans, con 11 de los temas del gran pianista, una joya, y el disco After the Rain, dedicado a la música de Coltrane con Elvin Jones, batería predilecto del gran Coltrane, inspirador musical de JM –siempre decía que quería tocar la guitarra como Coltrane tocaba el saxo- y el organista Joey DeFrancesco.

   

Hay mucha música en estos muros sonoros levantados por la Mahavishnu Orchestra y en esas cavidades de paz y espiritualidad de los discos de Shakti. Mucho jazz, del mejor. Mucha música, mucha paz…que falta hace en estos días de horror bélico. Su obra es un canto al Creador, en quien algunos no creemos salvo cuando escuchamos A Love Supreme!, ese día todos somos uno con la naturaleza, con el universo, con los hombres de buena voluntad…y quedan pocos. En la música Mahavishnu John McLaughlin.

Maguil (Julio'07)
Con agradecimientos a Angel Sánchez (Teloncillo) por su ayuda informática e internética. Él ya sabe de qué va.

John McLaughlin web site