KING CRIMSON

"RED"

1974

King Crimson RED

por Borja Sánchez Mayoral


Fecha de edición
: Octubre de 1974.

Grabación: Entre julio y agosto de 1974 en los estudios Olympic Sound (Londres).

Componentes del grupo:
Robert Fripp (guitarra y melotrón), John Wetton (bajo y voz) y Bill Bruford (batería y percusiones). También colaboraron David Cross (violín), Mel Collins (saxo soprano), Ian McDonald (saxo alto), Mark Charig (corneta) y Robin Miller (oboe).

Relación de temas:
1. Red (Fripp) 6:16
2. Fallen Angel (Fripp, Wetton, Palmer-James) 5:58
3. One More Red Nightmare (Fripp, Wetton) 7:07
4. Providence (Cross, Fripp, Wetton, Bruford) 8:06
5. Starless (Cross, Fripp, Wetton, Palmer-James) 12:18


King Crimson
está indisolublemente unido al rock progresivo, siendo uno de sus grupos más peculiares e influyentes. Es también el grupo de Robert Fripp, un guitarrista innovador que ha desarrollado en varios campos un sonido de gran personalidad. A lo largo de sus 37 años de historia el Rey Carmesí ha tenido distintos periodos creativos, una inestabilidad que se manifestó en bastantes cambios de formación (algunos motivados por las discrepancias de ciertos miembros con Fripp, un hombre de fuerte idiosincrasia) y dos largos paréntesis de inactividad. El primer King Crimson lo componían Fripp a la guitarra, Ian McDonald -responsable de los instrumentos de viento, los teclados, el melotrón y los coros-, Greg Lake al bajo y la voz, Michael Giles en la batería y los coros, y por último el letrista y técnico de iluminación Peter Sinfield. El debut del grupo, ‘In The Court Of The Crimson King' (octubre de 1969), es uno de los pináculos del progresivo, una declaración de principios rica en matices que marcó a muchas bandas. La fuerza de “21st Century Schizoid Man” con ese juego brutal de saxo y guitarra, la sensibilidad de “I Talk To The Wind”, la belleza melancólica de “Epitaph”, el lado sereno y el improvisador de “Moonchild”, y el emocionante desarrollo del tema que da título al LP hacen que estemos ante una de las grandes obras de la historia del rock. Al poco tiempo de editarse surgió la primera crisis, y en enero de 1970 se dio a conocer la salida de Ian McDonald y Michael Giles.

en 1969
Robert Fripp, Ian McDonald, Michael Giles y Greg Lake (1969).

A finales de marzo Greg Lake dejó el grupo para formar Emerson, Lake & Palmer. En mayo apareció ‘In The Wake Of Poseidon', un álbum que guarda similitudes con su predecesor, aunque no alcanza tanta calidad. En su grabación intervinieron Michael Giles (batería) y Greg Lake (voz); el primero porque todavía no se le había encontrado sustituto, y el segundo porque, a pesar de haber abandonado la nave, aceptó colaborar en el long play. Se sumaron Mel Collins (saxos y flauta), Peter Giles (bajo), Gordon Haskell (voz) y el pianista Keith Tippett (también colaborador en los dos discos siguientes). Sinfield escribió de nuevo las letras y Fripp no sólo se encargó de las guitarras, sino también del melotrón. En diciembre del '70 llegó a las tiendas ‘Lizard', un vinilo de bonita portada en el que ya no tocaba Peter Giles (se ocupó asimismo del bajo Haskell), y figuraba un nuevo batería, Andy McCulloch. Estamos ante un largo exuberante que posee temas excelentes como “Cirkus” y la suite “Lizard” de 23 minutos de duración. Con Haskell y McCulloch fuera, y con Boz Burrell como vocalista y bajista, y Ian Wallace a las baquetas se publicó ‘Islands' (diciembre de 1971), otro disco valioso que incluye el estupendo “Sailor's Tale”. ‘Earthbound' (junio de 1972) supuso el primer álbum de King Crimson en directo, aunque tiene un sonido deficiente al estar grabado con un casete estéreo en la mesa de mezclas. Cuando se editó el LP la formación ya estaba disuelta.

Fripp y Burrel, 1971
Robert Fripp y Boz Burrell (1971)

En el verano de 1972 Fripp reestructuró el Rey Carmesí con Bill Bruford (batería proveniente de Yes), el bajista y cantante John Wetton (antiguo miembro de Family), el percusionista de free-jazz Jamie Muir (que sólo participó en el primer álbum de esta etapa), y el violinista David Cross (que también tocaría la viola, el melotrón y los teclados). Richard Palmer-James fue el nuevo autor de las letras, aunque no se le puede considerar un miembro del grupo. Entramos en el período más brillante de King Crimson (1972-74), y en él creó uno de los mejores trípticos de los setenta, el formado por ‘Larks' Tongues In Aspic' (marzo de 1973), ‘Starless And Bible Black' y ‘Red' (ambos de 1974). El talento compositivo y el alto nivel técnico que se muestran en estos discos alcanzan unas dimensiones sonoras únicas que difícilmente pueden ser explicadas con palabras. En esta evolución el Rey Carmesí consiguió unas cotas elevadas de intensidad y tuvo nuevos enfoques vanguardistas. Entre sus mayores logros se encuentran los instrumentales “Larks' Tongues In Aspic” Part I y Part II y “The Talking Drum”, todos pertenecientes a la entrega que inaugura la trilogía. El primero es una sucesión de texturas inquietantes y ritmos enrevesados que desembocan en una coda impactante; el segundo combina riffs espasmódicos con fragmentos más aplacados, y el tercero desarrolla una progresión dinámica que se va enriqueciendo a medida que avanza.

1972
En otoño de 1972

‘Starless And Bible Black' fue lanzado en febrero del ‘74 y ofrece cuatro improvisaciones, entre las que destacan la preciosa “Trio” y la abrupta pieza que da nombre al disco. Los cuatro cortes restantes son de estudio y entre ellos encontramos el hermoso “The Nightwatch” y el complicado instrumental “Fracture”, uno de los grandes temas de Fripp. Tras una gira americana que va del 4 junio al 1 de julio del 74' David Cross es excluido del grupo por disensiones internas. Esta decisión nos llama la atención a algunos aficionados, puesto que Cross había participado en las últimas giras y en la composición de dos de los cinco temas que en breve iban a editarse. John Wetton no quería que continuase (al contrario que Bill Bruford). Más tarde Fripp dio a entender que su labor había perdido importancia al realizar el conjunto en esos momentos una música más potente. Al parecer Cross tampoco se sentía a gusto ya que sus ideas se tenían poco en cuenta.

Sea como fuere el 8 de julio comienza a grabarse un nuevo disco -Red'- y la formación ya está reducida a un trío, aunque en la grabación también tocaron antiguos miembros y colaboradores de King Crimson, como el propio Cross y Ian McDonald. Lamentablemente cuando mejores expectativas tenía el grupo, se sorprendió a todo el mundo anunciando que King Crimson ya no seguiría en activo. Esta noticia fue comunicada el 28 de septiembre del ‘74, poco tiempo antes de editarse el disco que enseguida empezaremos a analizar. Su líder Fripp había decidido ir a la escuela de J. G. Bennett, la Academia Internacional para la Educación Continua, y por sus palabras da la impresión de que estaba cansado de la banda. Tras la disolución se publicó ‘USA' (abril de 1975), un álbum en directo grabado en junio de 1974 (en la gira americana ya mencionada), que muestra la energía que podía transmitir aquel cuarteto sobre el escenario.

live

Red' (octubre del '74) es un LP muy representativo de la época comprendida entre 1969 y 1974 y reinterpreta algunas ideas ofrecidas en vinilos anteriores. Se abre con el instrumental “Red”, una larga ráfaga de riffs pétreos que se encuentran y se separan. Estamos ante un tema de una modernidad asombrosa para aquella época que marcó la trayectoria del conjunto, ya que su eco suena dos décadas después en la densidad de varios cortes de ‘THRAK' (1995). La penumbra de “Fallen Angel” supone un cambio apreciable en relación a la pista anterior. Su desarrollo, aun siendo crimsoniano, es más convencional, y en su primera fase Fripp está más tranquilo mientras dibuja siluetas con la guitarra.

Con una estética en parte diferente, “One More Red Nightmare” exhibe desde el principio la habilidosa pegada del baterista Bill Bruford y presenta una frescura y vivacidad que por momentos nos presagian una canción de la era ‘Discipline' en los ochenta, tanto en las líneas vocales como en la instrumentación que acompaña a éstas. En cambio “Providence” es una escalofriante improvisación que sigue la tónica de algunas de las realizadas en directo durante 1973 y 1974. Concretamente la que nos ocupa fue tocada el 30 de junio del ‘74 en una actuación en Providence, Rhode Island (Estados Unidos), y su versión íntegra podemos escucharla en el primer CD de la excitante caja ‘The Great Deceiver'. Estamos ante una pieza difícil y escabrosa, donde los músicos se dejan llevar de manera inspirada y en la que una vez más se aprecia su afición por la música clásica contemporánea, en este caso parece que con predilección por el compositor húngaro Béla Bartók. Finalmente llegamos a “Starless”, una maravillosa composición de doce minutos en la que se muestran varios elementos estilísticos de la discografía crimsoniana, como el uso nostálgico del melotrón, la flexibilidad de la guitarra de Fripp, la expresividad de los vientos, el manejo habilidoso de la tensión, la contundencia rítmica y la capacidad de abrasión.

king crimson

A lo largo de cuarenta minutos ‘Red' recoge buena parte de la esencia de una de las formaciones más respetadas de los setenta. A partir de este disco King Crimson no volvió a ser el mismo, a pesar de que se reinventara en 1981 con el sensacional ‘Discipline' (el primer elepé de otra trilogía) y regresara, tras diez años de silencio, con el poderoso ‘VROOOM' (1994). En la última década la banda de Robert Fripp conserva su espíritu vanguardista y practica, al mismo tiempo, una música diferente a la que hacía en el pasado. Buena prueba de ello es la serie ProjeKct, cuya innovación no es equivalente a la de los últimos lanzamientos de otros supervivientes de la edad dorada del género progresivo. Recomiendo a las personas que deseen profundizar en este grupo y en la figura de Fripp el libro de Carlos Romeo, “King Crimson” Ediciones Cátedra 1999. El autor de la reseña que ves en la pantalla leyó en su día esta guía tan completa, y en este momento debe ser justo y citar esta fuente, puesto que su consulta reciente le ha dado información para realizar este artículo.

BORJA SÁNCHEZ MAYORAL (marzo 2006).