NAZARETH
"HAIR OF THE DOG"
1975
por Borja Sánchez Mayoral

 

Componentes del grupo:
Dan McCafferty (voz), Manny Charlton (guitarras y sintetizador), Pete Agnew (bajo y coros) y Darrell Sweet (batería, percusiones y coros).

Relación de temas:
1. Hair Of The Dog (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 4:10
2. Miss Misery (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 4:41
3. Love Hurts (Bryant) 3:52
4. Changin' Times (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 6:03
5. Beggars Day (Lofgren) 3:45
6. Rose In The Heather (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 2:45
7. Whiskey Drinkin' Woman (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 5:30
8. Please Don't Judas Me (Agnew, Charlton, McCafferty, Sweet) 9:50


A la hora de referirnos a la edad dorada del hard rock británico, el periodo comprendido entre 1968 y 1975, muchas veces centramos nuestra atención en el trío de ases compuesto por Led Zeppelin, Deep Purple y Black Sabbath, lo cual es comprensible ya que su calidad y aportaciones al género son enormes, aunque no conviene olvidar el legado de otras formaciones, entre las que destacamos a Uriah Heep, a los irlandeses Thin Lizzy, a los galeses Budgie y a los escoceses Nazareth.

Los orígenes de este último grupo se remontan a los años sesenta, cuando los jóvenes Dan McCafferty, Manny Charlton, Pete Agnew y Darrell Sweet integraban The Shadettes, una banda que versionaba los singles del Top 30 del Reino Unido. Después de curtirse en escenarios de Dunfermline, y de cambiar su antiguo nombre por el de Nazareth en 1968, en el verano de 1971 deciden dejar su ciudad e instalarse en Londres (por aquel entonces las probabilidades de triunfar en Escocia eran escasas). Su primer álbum, de titulo homónimo y editado ese mismo año, no consiguió vender mucho, pero sí que gustó a los aficionados de los sonidos potentes. Se trata de un LP estimable donde, junto a su contundencia, ya ponen de manifiesto ciertas preferencias, entre las que se encuentra su afición en determinados momentos por la música norteamericana (en esta ocasión principalmente el country).

'Exercises' (1972) se mueve en líneas generales por parajes más suaves, inspirándose en algunos casos en el pop, en el folk de entonces y de nuevo en el country. No obstante, incluye una primera grabación de "Woke Up This Morning" que agradará a los fans de Aerosmith que no la conozcan. En el excelente 'Razamanaz' (1973) y en sus dos largos siguientes se encargó de la producción Roger Glover de Deep Purple, con lo que el sonido de los escoceses ganó dureza al tiempo que desarrolló rasgos ya mostrados que proporcionaban variedad y dinamismo. Tanto este vinilo como el notable 'Loud 'n' Proud' y el americanizado 'Rampant' (ambos de 1974) suponen referentes útiles para valorar 'Hair Of The Dog' (1975), y en todo caso son recomendables al contar con buenos temas propios como "Bad Bad Boy", "Broken Down Angel", "Go Down Fighting", "Not Faking It", "Silver Dollar Forger" o "Glad When You're Gone". Además de estos cortes, con los que seguramente disfrutaron en su día Guns n' Roses, en estos tres álbumes escuchamos poderosas versiones de Leon Rusell ("Alcatraz"), Woody Guthrie ("Vigilante Man"), Little Feat ("Teenage Nervous Breakdown"), Joni Mitchell ("This Flight Tonight"), Bob Dylan ("The Ballad Of Hollis Brown") y Yardbirds ("Shapes Of Things").



Su sexto disco de estudio, 'Hair Of The Dog', no sólo es el cenit creativo de Nazareth al suponer la culminación de algunas ideas que habían expresado con anterioridad, sino que dentro del rock duro goza de la condición de obra maestra. Además, es el primero que presenta en los mandos de la producción al guitarrista del grupo Manny Charlton, un hecho que tras oír el resultado parece que fue una decisión acertada. La canción que da nombre a este plástico de fantástica portada ya deslumbra desde el principio por su ritmo y cohesión. "Miss Misery" es otra exhibición de potencia donde el protagonismo corre a cargo de la tremenda garganta de Dan McCafferty. El contrapunto a tanta garra llega con la hermosa "Love Hurts", una balada compuesta por Boudleaux Bryant que en 1960 interpretaron los Everly Brothers y que posteriormente también grabarían artistas como Roy Orbison o el inolvidable Gram Parsons. Fieles a su costumbre de hacer versiones, en esta ocasión Nazareth realizaron una de las más inspiradas de su trayectoria en una interpretación que no sólo conseguiría un gran éxito comercial, sino que ejercería influencia en las baladas heavies de los ochenta.

El riff sabbathico con el que arranca "Changing Times" engancha tanto como su evolución posterior, que en algunos instantes puede recordar a las guitarras festivas que tan bien entrelazaban Thin Lizzy. "Beggars Day" de Nils Lofgren no da respiro, poseyendo asimismo una instrumentación desenvuelta que incluye un estupendo juego en las seis cuerdas. En pista unida al anterior tenemos "Rose In The Heather", el cual supone un cambio apreciable al ser más relajado e incluir, al igual que el último corte del long play, un sintetizador. "Whisky Drinkin' Woman" vuelve a demostrar su gusto por el rock estadounidense, aunque esta vez posee un sabor sureño (próximo al de algunos pasajes de 'Rampant') que quizás guste a los seguidores de Lynyrd Skynyrd. Por fin llegamos al extenso "Please Don't Judas Me", uno de los temas estrella, donde un inquietante sonido espacial da la bienvenida y sirve de telón de fondo a un slide de guitarra polvorienta que dibuja el crepúsculo en un paisaje desolado. Esta composición épica es la encargada de cerrar magistralmente un disco que muestra la grandeza del rock duro imaginativo.

La carrera de Nazareth continuó durante el resto de la década de los setenta, y con menor actividad en la de los ochenta y en los años siguientes, aunque esa es otra historia. 'Boogaloo' (1998) es hasta la fecha su vigésimo y último lanzamiento de estudio. Respecto a la formación inicial en la actualidad sólo permanecen Dan McCafferty y Pete Agnew (Manny Charlton dejó el grupo en 1990 y Darrell Sweet falleció en 1999).

BORJA SÁNCHEZ MAYORAL (mayo'05)