BAD RELIGION
“SUFFER”


La música (y el rock, sobre todo) sin apasionamiento no es nada. Por eso, esta flamante sección nace con objeto de recrear las mismas pasiones que un disco haya podido descargar sobre cualquier aficionado medio del Rock. Nosotros queremos recrear esas sensaciones vividas gracias a un añejo vinilo o a una desgarbada cinta, donde se registran los temas, o el tema, que por una razón u otra hayan cicatrizado imperecederamente sobre nuestras conciencias (la exageración es clave, ya que denota fervor). Son esas canciones que escuchadas 10 años después siguen girando en el plato sin cansar, o que gracias a la nueva perspectiva que da el paso del tiempo ganan enteros. Consideramos al Rock algo más que un mero pasatiempo, por eso, darnos vuestras impresiones acerca del disco de cabecera en cuestión y serán publicadas, sea el estilo que sea, sea la época que sea.

 

Bad Religion “Suffer” (Epitaph, 1988)

 

Principios de los años 80: el punk agonizaba. Sex Pistols caían en las redes de la “gran estafa del rock´n´Roll”, The Clash tenían poco ya que demostrar y demás buques insignias del mayor movimiento agitador de conciencias de la historia tiraban la toalla.
En E.E.U.U. comenzaba la era Reagan, en Gran Bretaña la señora Thatcher tomaba las riendas del país y España estrenaba democracia. El resto del mundo no ofrecía mejores perspectivas. No era de extrañar que el punk se tranformara, se reciclara y renovara fuerzas para volver a dotar al mundo del revulsivo que necesitaba. El estilo ramoniano tres acordes-por-canción era válido.
Habían podido demostrar que desde la sencillez de medios y, sobre todo, de virtuosismo, se podía endilgar “el mensaje”. Ahora nuevas bandas toman el relevo. Los Minor Treath de Ian Mcaye en su etapa pre Fugazi, los Black Flag del pitbull Henry Rollins, Adolescents, Social Distortion, 7 Seconds y un largo etc. formaban parte de la escena norteamericana encargada de gritarle al sistema. Pero esa nueva definición del punk que vino a llamarse Hardcore se amplió por parte de 5 jóvenes idealistas. Como vocal de las injusticias que el gobierno creaba, Greg Graffin despertó a una juventud desencantada, sin líderes ni referencias, de una forma clara y directa. Fue como tirar una jarra de agua fría en mitad de un cómodo sueño, y la cristalina voz de Graffin entró directamente, sin llamar, por la puerta principal de nuestras escondidas esperanzas de futuro, haciéndolas aflorar y dotándolas de un sentido hasta entonces desconocido. Bad Religion se iban a convertir en los Mesías de la mala religión, en “speakers” de un (nuestro) negro futuro que teníamos la obligación de cambiar.

 

 

Sólo con escuchar los celéricos primeros acordes de “You´re the Goverment”, tema que abre el disco, comprobando la frescura que desprendían las guitarras de M. Brett y Greg Hetson, unida a una base rítmica monocorde de la que se encargaban Jay Bentley al bajo, y Pete Finestone a la batería, nos ofrecían un estilo hasta ese momento desconocido, a la par que familiar. “Best for You”, “Do What You want”, “1000More Fools” eran títulos explícitos e irónicos acerca de la realidad social. Greg Graffin y Mr. Brett se iban a convertir en dos de los mejores escritores de canciones de su generación, mejorando con el tiempo, como se iba a comprobar en “No Control” (Epitaph, 1989) y “Against the Grain” (Epitaph, 1990). Estos dos títulos, unidos al que nos ocupa, forman, para el abajo firmante, la trilogía del Hardcore melódico por excelencia.

Lo que vino, y está viniendo, años después, poco tiene que merecer, y no hacen sino desvirtuar a una banda pionera en la canción protesta. Blink-182 y demás morralla ocupan el lugar del circo mediático que, en esos tiempos, no ocupó Bad Religion, y que su otrora repercusión en la MTV fue el mayor daño que a una banda de carácter independiente y fiel a unos principios anticapitalistas se le pudo ocasionar.

Ellos mismos son conscientes que se les ha pasado el arroz. Un arroz que, una vez, tuvo la función de ejercer de grano culero para políticos y demás charlatanes.

Alvaro Fierro.(primavera'04)