FRANK ZAPPA

"La fiesta secreta"

1966-1993
pr el Topo

Imprescindible. ¿Porqué?


No voy a hablar de un disco en especial sino de la música de Zappa.
Zappa fue para mi el puente entre el rock mas liso, llano y homogéneo que venía escuchando en aquellos años y que ya me estaba aburriendo bastante y algo que todavía no sabía qué sería, pero que mis ansias de oir algo que me copara como antes lo había hecho lo que ahora ya no me producía aquel primigenio goce me impulsaba a buscar.
Quería volver a sentir que lo que escuchaba era además de una excusa para compartir con los amigos, una fiesta para mi, una fiesta secreta, ese tipo de alegría que no se puede transmitír con palabras y que una vez comprendida esa imposibilidad vale disfrutarla como lo que es, una alegría intransferible, una gozada.

Y allí aparece Zappa. Aquel primer par de discos (LP´s) que conseguí fueron "Hot rats" y "The grand wazoo", y me rompieron el coco de entrada. Como era lógico, mi procedencia inmediata del rock y un poco del jazz me ligó inmediatamente con los furibundos solos de guitarra de Zappa y los arreglos de vientos que había en gran cantidad.

Algo que aprecié inmediatamente fue que la inmensa maestría técnica que poseian los músicos no se descarrilaba como sucedía en algunos rockeros y casi siempre en el jazz, por el lado de alardes tecnicistas de minutos y minutos del tipo "acróbatas del instrumento" o "gimnastas de la digitación". Los momentos de solos tenian otro caracter, quizás el del desenfreno. El virtuosísmo exhibicionista, si es que existía como tal, estaba casi siempre restringidos a solos en los discos live.

Otra característica que me atrapó de entrada fue el increible sentido del humor y a veces del ridículo con que arreglaba musicalmente sus temas (pero siempre con maestría y presición) y la ironía socarrona e irreverente en la temática de sus letras y de las voces, como así también esos pequeños momentos de diálogos circunstanciales entre los músicos donde se los escuchaba reir, fumar, eructar, actuar personajes, putear, en definitiva se los oia pasándola bien y ese espíritu se reflejaba en la música.
Zappa tiene la virtud de componer excelentes melodías para sus temas, muy pegadizas, de esas que se resisten al olvido y que para demostrárnoslo nos asaltan la conciencia en cualquier momento para no poder dejar de cantarlas una y otra vez. Aquí la lista de ejemplos puede ser extensísima.



Esa mezcla especial y particular de rock-jazz-blues-country-disco-clásica... me reconcilió con la alegría de escuchar música. Y por allí transité varios años consiguiendo, escuchando y compartiendo música de este "son of a beach".
Zappa logró alcanzar esa marca de estilo propio que hace que con escuchar unos pocos compases ya sea de un solo suyo de guitarra o de algún arreglo vocal (¡esas voces agudas!) o musical o su característico tono de voz y fraseo al cantar lo identifiquemos de inmediato.
La bandas de Zappa son por lo general numerosas, y su intrumentacion aparte de la banda clásica de rock contaba además en muchos discos, alternetivamente, con vibrafono, una variada sección de vientos, piano, marimba, cuerdas, sintetizadores, otras guitarras, percusión, coros, violín, varios vocalistas, etc. Todos grandes nombres y capos en sus instrumentos.

Había para mi en su música un lado que aparecía frecuentemente en sus discos y que no tenía mucho que ver con los géneros nombrados en el párrafo anterior y que está ligado más con lo experimental (así me sonaba en aquel tiempo) y que noté no era lo que a la mayoría de la gente le gustaba más de Zappa. Sin embargo este lado a mi cada vez me gustaba más y lo fui prefiriendo a las otras vertientes. Así fue que recomenzó el ciclo de modo algo parecido a lo que relaté al inicio de este artículo. Esa búsqueda de lo que Zappa me había llevado a intuir y desear escuchar desembocó en The residents, otros que son imprescindibles. Y ese nuevo camino me llevó por otros territorios.
Pero esa es otra historia.
En esta oportunidad quiero decirte que si no escuchaste a Zappa en su vertiente homónima o con "The mothers of invention", no te lo pierdas, en mi opinión su música tiene valor.
Y quizás se convierta en un puente y en una fiesta secreta para vos también.


Frank Zappa murió el 4/12/1993 de cáncer de próstata, dejando una discografía de mas de 50 discos desde 1966 cuando apareció con "Freak out!".

mayo/04 . . . . . + cosas del Topo