Medina Sonora
                                                             y van 5

presentación de la
19 Semana de Cine de Medina del Campo
(Circulo de Bellas Artes, madrid)
y
Concierto de Chewbaccas Distorsion y Mckanan
(café la palma, madrid)

todo fue en la tarde del miércoles 22 de marzo '06

El pasado 22 de marzo, y como ya va siendo habitual en cada nueva entrega de la Semana de Cine de Medina del Campo, se procedió a realizar la presentación de tan magno evento dentro del Circulo de Bellas Artes de Madrid. Un espacio de empaque y tradición cultural que a fe mía que a todos (nos) los ‘provincianos' nos crea esa subida de ego y de sentirnos importantes por un día. Si Barcelona volviese la cabeza...en fin.

Sin ánimo de parecer más listo que nadie pero...¿se han planteado ustedes el hacer la presentación en algún otro lugar? Quizás allí donde más importancia y caso se da al asunto. Véase: Valladolid (de donde sale mucho del público que acude a la Semana) o, y ahora que está en pleno auge, León y su MUSAC, uno de los espacios más internacionales de esta región.

Sean modernos. Oh si...

.
de paseo por madrid

El asunto es que aquello se organizó, como en anteriores ocasiones, con las ganas y el entusiasmo de siempre. Con viaje sufragado por la corporación municipal medinense, quien desplegó sus flotas auto-buseras para tal evento, pero en un día expresamente laboral, el autobús quedó algo huérfano de gente en su partida hacia la city.

Dos horas después, y tras hacer el desembarco de Normandia, toda la cohorte medinense fue asentando bultos, cacharrería y mantas por las calles de los madriles.

Un par de horas de montaje y ensayo para ya partir hacia la presentación oficial de la 19 Semana de Cine dentro del Círculo de Bellas Artes. Allí donde termina, o empieza, la Gran Vía Comercial.

Después de que todo se presentase bien presentado: intervenciones de Emiliano Allende, junto con Daniel Sánchez Arévalo (mejor director de la anterior edición) y de algunos políticos que por allí se sentaron, se dio paso a la exposición pública de los video clips que aparecen en el ERÓTICA SONORA, a la par que el personal se ponía ciego a embutido y vino tinto. No se cuantos mostrarían verdadero interés en lo que allí se estaba proyectando. Más bien pocos. Por lo menos la música amenizaba -y amenazaba- a los inspirados cazapinchos que por allí pululaban.

 

portada
el disco, y de regalo una compresa

 

Llegan las 11 de la noche.

El concierto que posteriormente amenizó a los allí desplazados y a los nativos madrileños, se celebró en el Café de La Palma, un garito de estos “in” que tanto pululan hoy en día. Un sitio coqueto con distintas estancias. Uno de ellos parecía estar reservado para las actuaciones. Una especie de panera u sobrado, con su escenario, su mesa de sonido, su barrita de licores... que bien ¿no?

A eso de las 11,30 comienzan, con buena entrada y mejor clima, las actuaciones pactadas.

Los Chewbaccas D. nacieron, al parecer, como un nuevo experimento rock para y por las versiones. Elaboran, en esta su todavía niñez, un sonido rock duro y algo guarro, con claras reminiscencias punk, pero que se nutre mucho de toda la pose y el sonido garajero ya propios de otras bandas hermanas medinenses: The Syphones, Molsaicos, Zapis, etc. Una pose que sabe lidiar muy bien la frontwoman del grupo Rosa (también en Nylon66) quien demuestra que no se arruga en el escenario dándonos un tono de voz que a algunos les hacia recordara a ...¡Loquillo!


Chewbaccas en el lado oscuro

La banda, remendada con buena parte del cuerpo central de las Nylon 66, junto con más miembros/as de la escena medinense, ofreció un concierto que transcurrió, he de decir que me esperaba más errores, con bastante acierto y profesionalidad. Un aspecto el del saber estar en el escenario que bien parece la marca de nacimiento de todos los grupos de la villa. Siempre de menos a más, el grupo remató su faena con el tema escogido para este su año de debut en el recopilatorio, junto con una versión ramoniana tocada a media velocidad que les llegó a quedar muy resultona. El público, aún con el vino en la garganta, estaba animoso. Gracias sobre todo a la actuación de algún desaprensivo que iba invitando al personal a golpe y chorro de bota de vino azufrada.


tu también

Una vez concluyeron los Chewbacca's era el turno para McKanan.

McKanan es sin duda una de las formaciones de origen medinense que más expectativas ha ido creando año tras año. Su gusto, escogido y exquisto a ratos por la electrónica de calidad, unido actualmente a la sorprendente voz de Bea (exNylon66) , junto con un buen gusto a la hora de crear y concebir sus directos hacen que una audición de McKanan concite bastante expectación entre los seguidores suyos. ValladolidWebMusical se incluye entre esa parte de la audiencia. Pero este no iba a ser el día del grupo.

Para la ocasión, pues sólo estaban las dos terceras partes de la formación, Alberto ‘mckanan' no pudo estar presente, por lo que en su lugar, y acompañando a Lorenzo (espíritu) y Bea (voces), se unió FernanSu (chicoparatodo) a la guitarra. Sin duda un buen recambio para el grupo dada la habilidad demostrada por el de La Seca para acompañar e improvisar acordes.


calmando a las masas

Pero todo salió mal. De una esperada y ansiada actuación por parte de público y sobre todo por el propio grupo (se les notaba las ganas minutos antes de tocar), pasamos a la decepción y el cabreo en una noche en la que todo se puso en contra. Numerosos problemas técnicos, basados en su mayor parte por la ineficacia en la mesa de sonido, acabaron por terminar con los nervios del grupo a mitad de actuación. Si a eso sumamos la impaciencia de los dueños de la sala, pues sólo nos podemos quedar en el recuerdo con los 10 últimos minutos de la actuación, en donde, después de mil idas y venidas del técnico de sonido, por fin se pudo escuchar el tema Juego Susurrado.

No hubo tiempo para mucho más. En la sala aducían que ya se había sobrepasado el tiempo concedido. Algunos de los que por allí andábamos sospechábamos que sería la hora de cierre y que debían de bajar los decibelios de la sala por aquello del descanso. Craso error. Después de una rápida limpia de escenario se dio paso a una estrambótica sesión pachanguera de música chill out.

Cosas de estar en garito de la modernez.

Y es que pues así, señores hosteleros, no se debe nunca de tratar a los invitados, más cuando son los que te están llenando la caja...

Son las 3 y media de la madrugada. Volvemos a Valladolid.

txt: musikas
fotos: Su & musikas

     info previa                  una reseña inmoral  

    medina sonora       valladolidwebmusical.org