un año de flamenco en valladolid
El año 2003 nos ha dejado una nutrida programación flamenca, con cerca de la veintena de conciertos que hemos podido seguir en nuestra provincia.

Para estar donde estamos no se le escapará a cualquiera que viniese siguiendo la programación musical –y el flamenco en particular- por estos andurriales, que algo va cambiando. Proliferan las salas y locales (más o menos aptos) que ofrecen flamenco en vivo en nuestra provincia.

Aficionados que dan el paso adelante de comparecer ante un auditorio formal, concursos como el de Alaejos o la selección para el concurso internacional de La Unión y temporadas estables como la del Calderón y, sobre todo, la del Café España. Todo esto supone por encima del número de espectáculos, una cierta variedad de repertorios, artistas e incluso de espectadores.

Yendo por partes, lo primero que llama la atención es el buen número de “aficionaos” o de chavales de Valladolid que empiezan a darse a conocer a través de recitales veraniegos, bares que se habilitan como mini-salas por un día, concursos o en el Café España, que merece mención especial. De éstos, algunos empiezan a convertirse en habituales del que podríamos llamar “circuito menor” de Valladolid y alrededores. Santi Borja, Oscar Pariente, Antonio Borja o Emilio Salas entre los cantaores y Raúl Olivar o Miguel Uña por parte de los guitarristas; han comparecido en diversas ocasiones ante auditorios ciertamente nutridos para este tipo de música en Valladolid.

Otro de los foros de las artes escénicas, el Teatro Calderón, que por su propia tradición y por el apoyo institucional que recibe (además de garantizarse un buen paso por taquilla mediante la venta anticipada de abonos de temporada), debiera ser el principal auditorio vallisoletano, pero la realidad es otra. Bien es verdad que las comparecencias flamencas que nos ha proporcionado el Calderón han contado con grandes figuras del cante, baile y guitarra pero se quedan en muy poquita cosa si lo comparamos con la temporada nutrida, brillante y fenomenal de público que firma el Café España para el pasado 2003, que convierte la programación del Calderón (al menos en cuanto a cante se refiere) en mera anécdota.

Quizá de la misma opinión sea alguno de los responsables de la Fundación Municipal de Cultura por lo que ya incluyen la programación del España en su revista mensual Entremés.

Muy especial mención merece, al menos a nuestro entender, la selección para la 43 Edición del Festival Internacional del Cante de las Minas en la Unión (Murcia). A pesar de constituir un acontecimiento aislado, se trata de un importantísimo certamen, en el que comparecieron dos artistas vallisoletanos, lamentablemente sin mucha suerte. Esperemos que el empeño de D. Pedro Sanz se mantenga y Valladolid se convierta en sede habitual de los preliminares del concurso de La Unión, si es posible con menos contratiempos de los que sufrió en la pasada edición.

Si hablamos de esfuerzos y, sobre todo, de logros, tenemos que hablar del Café España. Al menos en lo que a Flamenco se refiere, no se le puede poner un pero al trabajo llevado a cabo en el 2003. Nueve figuras de primer orden, además de un buen número de artistas vallisoletanos, pasaron durante el año por una sala que los más de los días, por no decir que todos, se quedó pequeña para el aforo que recibía. El Café España ha demostrado con una selección equilibrada de cantaores y guitarristas, horarios coherentes y con precios estables, que hay un público suficiente dispuesto a seguir de manera constante a lo largo de toda una temporada la música que no está presente en las radiofórmulas. De tal modo lo ha ratificado que en el mes de febrero (sin cursos de verano en la Universidad que proporcionen un público foráneo ávido de Tipical Spanish) programaron nada menos que tres conciertos en ventiocho días. Esta “locura” se saldó con tres llenazos hasta los topes que supongo han servido de estímulo, no solo a Mario Bensó y a todo el equipo del España, sino también a Benamargo para continuar acercándonos a Valladolid tanto a grandes figuras (Chano, Menese, Agujetas..) como a nuevos valores (Laura Vital o Rocío Segura).

No cabe duda que los aficionados estamos en deuda con esta sala que ha hecho que Valladolid goce, entre otras músicas, de una programación estable de Flamenco que nos ha permitido escuchar en un solo año y sin movernos de Valladolid a Chano Lobato (¡por dos veces!), Agujetas o a Vicente Sordera, por nombrar a algunos de los “figurones flamencos” que pasaron por el España casi siempre con éxito y siempre ganándose el respeto y apoyo de un auditorio ávido de música en vivo. Esperemos que durante el 2004 siga, si no es mejorando, manteniendo el tono de calidad artística y éxito de publico que ha derrochado este pasado 2003.

Luis Ángel "Cañete" y Mª Eugenia Martín


 
Cronicas de los conciertos
Chano Lobato. Cafe España 19-XII-2003 
Vicente Soto "Sordera". Cafe España 14-XI-2003 
MERENGUITO. Cafe España 3.10.2003 
NOCHE FLAMENCA 
SANTI BORJA, OSCAR PARIENTE MANUELA TORRES  28-08-2003 
Diego Agujetas y Manuel Parrilla "Estival Santa Cruz 2003" 13-08-2003 
I Concurso Flamenco Virgen de la Casita (8-VIII-2003, Alaejos). 
Emilio Salas, al cante Miguel Uña, a la guitarra la Cisterniga.7.08.2003 
43 Edición del Festival Internacional del Cante de las Minas. selección 
JUANA AMAYA Y REMEDIOS AMAYA. Teatro Calderón 31.05.2003 
TERREMOTO DE JEREZ. Cafe España 16.05.2003 
TALEGÓN DE CORDOBA.Cafe España 28.03.03 
MACANITA + FARRUQUITO.Teatro Calderón 22.03.2003 
JUAN MANUEL CAÑIZARES. Cafe España 14.03.2003 
AGUJETAS DE JEREZ. Cafe España 28.02.2003 
CHANO LOBATO. Cafe España 14.02.2003 
PANSEQUITO.Cafe España 1.02.2003 
LAURA VITAL. Cafe España. 17.01.2003