De Víctor Casado,
batería de los Analgésicos.

Y no digo exbateria, porque nunca nos separamos, que yo sepa, lo único que pasó es que no nos volvimos a juntar.
Bueno, a lo que iba, hace unos días pase por Valladolid y llamé a Luis García, bajista de los Analgésicos y a José, guitarra de Doc. Tónica, para tomar unas cervezas y tocar un poco de R&R.
Luis me comento que había visto una página Web en la que se recordaba la “movida” de Valladolid en los años 80, en la que se hablaba de los Analgésicos y de los otros grupos que la formaron.
Al volver a Las Palmas, donde actualmente vivo, busqué la pag-web, la encontré, me gusto y decidí escribir.
 Mandar algo de información que pueda ilustrar algo más, aquella época.
Ciertamente no tengo ni muchas fotos ni muchos recuerdos, salvo algunos recortes de periódicos y vagas ideas de lo sucedido.
Aquellos años fueron realmente divertidos, no había una perspectiva de futuro a largo plazo, Reagan, con su guerra de las galaxias y los últimos presidentes Soviéticos, antes de Gorbachov, podían desencadenar la traca “Fin Del Mundo” en cualquier momento.
Por tanto no había tiempo que perder.
-Esto explica mis amplias lagunas mentales y la falta de ilación en mis recuerdos.-
Lo malo fue que llegó la perestroika y tuvimos que empezar a pensar en otro final de fiesta...
En fin, nada es perfecto.

En cuanto a mi trayectoria musical solo puedo destacar que es larga en el tiempo pero corta en meritos.  Cuando formamos los Analgésicos, en el setenta y muchos, yo ya llevaba unos cuantos años tocando la batería en grupos completamente desconocidos como Plasta, y ... y alguno más por el estilo.
... Era un machaca parches del tres al cuarto...
Después de los Analgésicos seguí tocando con Luis García en grupos solo conocidos por nuestras novias y las parejas de la guardia civil.
Como en: Suena a rayos y truenos, Explosivos RC., Estum non est Paestum...
Cambiábamos de nombre prácticamente en cada concierto pero siempre aparecía la G.C. y cerraban el local. Es duro decirlo, pero entre Gorbi, Luis y yo, acabamos con cualquier síntoma de la “Movida” en Valladolid y provincia.
Con el tiempo y nuevos amigos se formaron grupos más civilizados como: El punk nuestro de cada día, Hemos bajado al bar, Solo2más, Doc. Tónica.
Muchos amigos y muchas cervezas.

Y después, ya en canarias, Los Indomables y Los Innegables. El mismo grupo con dos nombres distintos.
Si hay algo digno de mención, después de más de veinticinco años como batería de R&R., es que sigo siendo un machaca parches del tres al cuarto.

Pero volviendo a los ochenta, te contaré que tengo algunas fotos de una actuación en un Púb. de Paco Suárez. Corría la navidad de 1980/81 y Paquillo aún no había entrado en el grupo.
Como podrás comprobar nuestro aspecto es absolutamente deplorable .
Por cierto, antes de que “semevallalaolla”, hace un par de años estuve tocando en el bar La Cava, en Las Palmas, y sucedió que...

 Sergio, el cantante, va presentando a la banda mientras tocamos mueve tus caderas, de Burning.
 “...Y en la batería, directamente desde Pucela. Víctor Casado...”
Una vez terminada la actuación me acerco a la barra y el jefe me dice...
 “¡De Pucela, eh!. Pues yo organicé el primer concierto punk en Valladolid. Con los Analgésicos, en La Cava, en Simancas.”
 “¿En La cava,... con los Analgésicos?” –Dije yo, con asombro.
“Si, La Cava, hace por lo menos veinte años. Yo era el dueño, por eso este bar se llama también La Cava.”
“ Pero si yo tocaba en los Analgésicos, era el batería...”
“JOODEER...”- Dijo él. “HAY LA LEECHEE...”- Dije yo.
“QUE CORTA ES LA BARRA”.... “QUE PEQUEÑO ES EL MUNDO”...

Después de celebrar el reencuentro como mandan los cánones, quedamos para dentro de otros veinte años, en Río de Janeiro, para repetir la actuación, en La Cava brasileña, cuando la monte. Si su cuerpo aguanta y el mío me lo permite.

Así que ya lo sabéis, si os pasáis por Las Palmas de Gran Canaria, aquí encontrareis, entre otras tantas lindezas, al dueño de La Cava y al batería de los Analgésicos.

       Un saludo, Victor.

indice:
Los créditos
El comic
Galeria de fotos.