una anécdota de Juanra Sanchez
de Analgésicos
 

Ahora que estamos en época de riesgo bélico se me ocurre relatar lo que me pasó cuando me enteré de que íbamos a grabar un disco en el verano de 1983.
Yo estaba en la mili, en una base de helicópteros en un cerro, a unos 30 Km de Madrid.
No gozaba de prestigio en el cuartel pues el día que me daban el pase "pernocta", para dormir en mi casa-
(otro día hablaré de las dificultades que para vivir tenía esa casa.
Por cierto, ¿pasamos en esa casa alguna noche en aquella época?) -
el día que me dieron el pernocta, me fui de juerga, bailé y bebí hasta el final en el local de más infausto recuerdo de Madrid  -Alcalá 20-, me quedé dormido y llegué tarde: arresto, retirada del pernocta...


El caso es que cuando me decidí a pedir al capitán permiso para grabar un disco, no paró de partirse de la risa y de hacer chistes con las posibilidades musicales de este narrador.
No iba descaminado...
Vaciló, se lo contó a todo quisqui, me invitó a ir con él al club de los oficiales a tirarse el rollo, se lo pasó de miedo imaginándome en el escenario, pero me dio ¡¡¡ 7 días de permiso,
nada menos !!!

Realmente mereció la pena.
Lástima que disco y disolución fueran simultáneos.
Como diría Jacques: estaba escrito y lo que está escrito sucede.
Siempre hay una causa previa a una consecuencia. ¿o no? ¿o sí?
Quien lo sabe...

Un abrazo para todos
juan.ra

indice:
Los créditos
El comic
Galeria de fotos.         
 

                          

Juanra & Paco