Valladolid 83, Paco Alvarado

Como se ve que no me voy a poder escaquear ... allá vamos
Entiendo esto como un ejercicio de memoria histórica, de recuperar una parte de nuestro pasado más reciente e intentar explicarlo con la mayor objetividad, cosa difícil cuando has estado metido en ello, además la memoria falla y el tiempo distorsiona tu percepción de los hechos.
Pero también entiendo que haya gente que sienta cierta curiosidad por saber como nos lo montábamos o que pasaba a principios de los 80 en Valladolid.
En todo caso lo contaré desde mi perspectiva y punto de vista, los demás ya han tenido oportunidad de dar el suyo y el que no lo haya hecho todavía está a tiempo de hacerlo si quiere.
Benito Carracedo ha explicado una buena parte de la situación histórica y los antecedentes, hay otras muchas personas que podrían completar esta crónica, Fernando Valiño por aquel entonces crítico de rock del Norte de Castilla, el equipo de la Fundación Municipal de Cultura de aquellos años Juan González Posadas y Maguil, otros amigos que participaban como Juan Riancho fundador de Foxy que se ocupó de coordinar la portada o Guri Medrano que hizo las fotos y aun conserva la mayor colección gráfica de la época (videos y fotos) ... Carlos K precursor del top manta en Cantarranillas y distribuidor alternativo y por supuesto otros músicos que estuvieron muy metidos en todo esto como Manolo y Juan de Objetivo Perdido que todavía no han dejado aquí sus impresiones.
También podrían hacerlo otros muchos que vivieron todo esto muy de cerca, aun sin ser músicos pero si testigos directos o que participaban de una u otra forma como la gente de radio Caribú y El Garbanzo Negro o el mismo Viudo por aquel entonces al frente de Landó y Cesar Picota que pinchaba con él, ambos dos de los dj's históricos de Valladolid o alguno de los que empezaban con los primeros fanzines, (Eskela, a ver si consigues que escriban algo).

Pero antes de nada habría que saber si este disco en concreto tiene alguna importancia o significado y para eso tenemos que situarnos un poco en el contexto histórico.
Valladolid 83 supuso para muchos el final de una época y el principio de otra y no es un hecho aislado en sí, estamos hablando de la época de la “movida” y de la transición política.
Estábamos recién saliditos de una dictadura de 40 años con todo el lastre que eso acarrea, los últimos setenta fueron una época de normalización a todos los niveles pero siempre con ciertas reservas y sobre todo poco a poco.
Musicalmente a finales de 70 los dos focos más activos eran Barcelona y Sevilla hasta que Madrid pasó decididamente al primer plano, parte de la culpa la tuvo Enrique Tierno Galván, alcalde de Madrid, que apoyó sin reservas todo lo relacionado con la “movida”, la juventud, la cultura y prestó especial atención a lo que sucedía en la calle, con él Madrid se modernizó y por ahí entraron en España un montón de ideas, información y material de todo tipo que hasta esa fecha estaba prohibido o al alcance de muy pocos (música, cine, literatura, etc ...) pero especialmente hay que destacar una por su importancia ... “el punk” y no me refiero al aspecto estrictamente musical sino a lo que supuso en cuanto concepto, fue una bocanada de aire fresco (si tienes algo que decir dilo) una auténtica ruptura con los cánones establecidos (hazlo tu mismo) y aunque muchos no lo aceptaran en un principio por la forma que presentaba en Reino Unido (demasiado revolucionario para la fragilidad de España en ese momento), a otros en cambio nos abrió los ojos y sobretodo nos ayudó a sacudir los complejos de encima y pasar directamente a la acción, aunque no se movieran dentro de la esfera punk ni de su imagen, ni de sus valores ni de su estética.
Genesis P'Orridge y Paquillo
Como el punk en principio tuvo su mayor reflejo en la música y se desarrolló a través de ella es normal que la “movida” girara entorno al rock’n’roll como catalizador de esas ganas de hacer cosas, pero no se paraba ahí, digamos que era el punto común como actividad y una energía que de alguna forma contagiaba y alrededor de la cual se agrupaban todo tipo de creadores, pintores, cineastas, dibujantes de comic, escritores y mentes inquietas con ganas de hacer cosas y que pensaban que había llegado su momento de intentarlo, aunque no supieran o no lo hubiesen hecho nunca.
Así pues los conciertos se convirtieron en algo que iba más allá de lo estrictamente musical, un acontecimiento social mezclado con ganas de divertirse que congregaba a gente muy interesante, lo mejor de cada casa. Y lo mismo que sucedía en Madrid se iba extendiendo por otras muchas ciudades, entre ellas Valladolid.
El año 82 supuso verdaderamente la confirmación del cambio, el PSOE ganó las elecciones arrasando y la ilusión y el optimismo al pensar que algo podía realmente cambiar en este país se apoderó de nosotros ... y no hablo en términos de política sino de expectativas, de justicia, de futuro ... ya llegaría el momento del desengaño.

En Valladolid sucedió igual, la corporación municipal cambió y empezó a hacerse eco de todo esto que sucedía en la calle, el apoyo que empezamos a recibir era mínimo, no penséis que nos solucionaban la vida, pero era justo lo que necesitábamos para poner en marcha ciertas cosas ya que carecíamos de medios, suficiente para nosotros que estábamos dispuestos a aprovechar lo mínimo y por primera vez los rockanroleros éramos recibidos en la concejalía de Cultura y escuchados y cuando planteábamos algo coherente, sólido, serio o interesante éramos apoyados con financiación o medios.
Es cierto que luego todo esto se torció, muchos de los grupos de aquel momento en toda España empezaron a inflar sus cachés ya que estaban bastante solicitados y era dinero público, todo esto desembocó en una situación de cierto desequilibrio y favoritismo, algunos desde entonces no se han apeado, a esto posteriormente y enlazándolo con otras materias se lo denominó “pelotazo”, puede ser, yo he estado ausente durante 10 años y no lo he vivido directamente, no puedo hablar, pero si que podría hablar de los actuales PELOTAZOS de la administración de derechas, las privatizaciones, las operaciones triunfos de la TV pública y sobre todo de la falta de sensibilidad y apoyo a cualquier tipo de manifestación artística o cultural alternativa que surja de la calle y en especial en una ciudad como Valladolid ... pero no hablemos de eso que sino me lanzo.

Esa era un poco la situación que vivíamos, positivismo y ganas de hacer cosas y ya digo, no sólo los músicos, trabajábamos todo juntos y colaborábamos desinteresadamente, pintores, actores, colectivos, escritores, el de la imprenta, el que hacía los carteles, el que tenía un programa de radio, el del bar, el conserje, la vecina del quinto y el de la moto ...
Con eso es con lo que yo me quedo de aquella época, al margen de lo que puedan ser mis cosas personales.
Una actitud diferente, puede que sea un trasnochado o un idealista, vete tu a saber, puede que lo vea desde un prisma un tanto ... ¿ como se dice ? nostálgico ... puede ser, ese es el riesgo que corre uno cuando habla de épocas pasadas y especialmente cuando vives todo esto con 16, 18, 20 años, a veces eso de ser objetivo es muy difícil.
También es verdad que no había la dispersión que vivimos actualmente y eso facilitaba las cosas, es decir, salías a la calle y encontrabas a la gente, a tus amigos, principalmente en la zona de la Uni, la Calleja, El Cafetín, El Farolito, La luna, en cuanto a discotecas nocturnas Landó, América e Hipo, todos ellos lugares donde se escuchaba buena música, música del momento. Aquí habría que destacar el trabajo que hizo nuestro querido Perico como pincha discos, primero en el 400 (actual Subter) y luego en la Calleja, Perico fue el primero, nos enseñó mucha música, no se de donde sacaba los vinilos, pero a muchos de nosotros nos abrió las orejas. También habría que recordar el famoso local de ensayo de los Vadillos por donde ibamos pasando todos y que en definitiva era otro punto más de encuentro.Quizás ahora hayamos perdido esa unidad que facilita la concentración de gente en espacios determinados y conocidos pero en cambio hemos ganado en medios, podemos permitirnos hacer cosas por nosotros mismos que antes eran inimaginables, pero ojo al dato, actualmente me daría miedo cantar algunas de las letras de entonces y supongo que sabréis a lo que me refiero, a ese nivel hemos vuelto a los tiempos de Franco.

En todo caso, volviendo al disco y su importancia, pues bien, fue el primer disco financiado por el ayuntamiento, fue el primer disco que intentaba reflejar un poco lo que se hacía en Valladolid, en la calle, en nuestra ciudad, fue un disco hecho por músicos no profesionales, casi casi advenedizos, que estábamos empezando y que ni siquiera tocábamos bien (algunos como yo, otros si) un disco en el que tocábamos nuestras propias canciones según nuestro criterio y nuestros gustos, fue el primero y ahí reside únicamente su importancia, nada más, esto supuso sentar las bases para que los demás se fueran animando y pensaran que también lo podían hacer. Rompimos el hielo, también es verdad que si no lo hubiésemos hecho nosotros lo habrían hecho otros y que sino lo hubiésemos hecho así lo habríamos hecho de otra forma, pero lo hicimos nosotros y lo hicimos así.

Hablamos de una época en la que no era tan fácil publicar vinilos, en la que no había estudios “profesionales” en Valladolid, la mayoría de nosotros era la primera vez que entrábamos en un estudio en condiciones, sólo Objetivo Perdido lo habían hecho y tenían ya un vinilo publicado, era el momento en que empezaban a aparecer los primeros sellos independientes movidos por la necesidad de los propios músicos de publicar sus canciones, como Dro.
¿ Porque participaron esos cuatro grupos ? no lo recuerdo o puede que nunca lo haya sabido, no éramos los únicos, había más grupos en Valladolid, por un lado los de la generación anterior a la nuestra ... Oscar Astruga, Luis Moraleja, Thor Santamaría, Vicente, Alex Cabal, Charlie Crespo, Felix Gil, El Patata, Pancho (recientemente fallecido), Luis Orduña y otros muchos, buenos músicos, con mucha experiencia, algunos hacían su propia música, sus propios temas pero quizás en ese momento estaban más centrados en otro tipo de música más años 70, rock sinfónico y otros estilos que en ese momento se habían quedado un poco fuera de juego ... también había otros grupos de nuestra generación, supongo que simplemente en ese momento éramos las cuatro bandas que más tocábamos y más en serio nos lo tomábamos, no sé, también supongo que la decisión de hacerlo con 4 grupos, no 8 ni 16, fue para darle cierta coherencia al disco ... no lo sé, éramos grupos de estilos muy diferentes.

Hicimos la presentación en las fiestas de Medina del Campo y Valladolid (Septiembre) conciertos memorables, Analgésicos no nos volvimos a juntar (como decía JuanRa) y los Disidentes tampoco, la puta mili y otra serie de circunstancias .... además el disco se quedó bloqueado en los sótanos del ayuntamiento, no me preguntéis porqué, no tengo ni idea, pero no fue distribuido, creo que sólo se encontraba en Foxy.

Yo hice Crónica Negra con mis amigos de Disidentes y mi hermano Anselmo, Objetivo Perdido siguieron adelante con algunos refuerzos como Kiko Garrido ya que Chusma se fue a Madrid, Reflejos también siguieron adelante otro año más ... el hecho es que en el 84 ya había muchos más grupos en Valladolid, con muchas ganas y muy buenas ideas (pero esa es otra historia).

En cuanto a los detalles anecdóticos :
Los estudios Track de Madrid eran uno de los mejores estudios de España, cada grupo teníamos algo así como ocho horas para grabar 3 temas, creo que repartidas en dos sesiones, Analgésicos como nunca habíamos grabado nada en estudio nos fuimos un día a Medina a casa de nuestro amigo Emiliano Allende para que nos diera algunos consejos y allí hicimos unas pruebas en un cuatro pistas, no es que Emiliano tuviera un estudio pero JuanRa y yo confiábamos mucho en él, como músico y musicólogo y además él se prestó de buen grado.
La grabación en Madrid fue muy divertida, no había nervios ni sentimos ninguna presión, sólo muchas ganas, podíamos haberlo hecho mejor ... claro, también podíamos haber grabado otros temas ... como dice Luix disidente, algunos guardamos nuestras mejores canciones para publicarlas después ... un error, esos temas nunca serían grabados o publicados, en todo caso fue toda una experiencia, cuando dispones de tan poco tiempo para grabar y sobretodo producir y mezclar o llevas las cosas claras o te pierdes y el resultado puede que no refleje exactamente el sonido y personalidad del grupo, nosotros nos ceñimos más o menos al guión excepto una guitarra acústica que metí yo en “el tren” y que no estaba prevista en un principio ya que nunca la habíamos probado, pero salimos más o menos satisfechos en general.

La presentación en Medina estuvo llena de imprevistos, tocábamos el día 2 de Septiembre en la Plaza Mayor, era la primera vez que en Medina se programaba algo así el día grande de las ferias, pero ... se puso a llover, llovió ese día como yo nunca había visto llover en Medina, el agua salía a chorro de las alcantarillas hacia arriba y se tuvieron que suspender todas las actividades, como compensación el ayuntamiento (muy enrollados) nos ofrecieron la Plaza de Toros para el día 8, como el programa de fiestas estaba ya en marcha nos hicieron un hueco durante unas vaquillas y allí tocamos compartiendo unos novillos con la gente, entre grupo y grupo soltaban un novillo, muy divertido, todavía hay mucha gente que me lo recuerda cuando voy a Medina, recuerdan incluso la aparición de Analgésicos (digamos que en parte éramos el equipo local por la presencia de JuanRa y Paquillo), al empezar nuestra actuación yo dije : “nosotros somos los analgésicos, el grupo con más seguidores en toda España, la prensa dice que 5 millones de españoles están enganchados a los analgésicos” ... y empecé a tirar pastillas al público, pastillas de leche de burrra ... en fin, todavía algún despistado me dice : “joder tío, vaya concierto aquel ... menudo colocón que nos cogimos ese día ...” para que luego hablen del poder de sugestión ...
La presentación en Valladolid durante las fiestas de San Mateo creo que fue en el Patio Herreriano, pero no me acuerdo de nada.

¿ que ha sido de toda esta gente ?, es muy extraño que un músico se desvincule totalmente de la actividad, aunque sólo sea a título personal, todas estas bandas llevaban ya 2/3 años funcionando y algunos incluso algo más como músicos.
Los más veteranos eran Objetivo Perdido que venían de “el tren de la bruja”, ellos eran los que más se preocupaban en los arreglos, en la calidad técnica, en la elaboración de su música, tenían ya un disco grabado, habían quedado segundos en el primer concurso de rock organizado por el ayuntamiento el año anterior y finalmente sería el grupo que más tiempo aguantó como tal. El cantante Chusma después de aquello se fue de Valladolid y sobre el resto ... Cesar ya habéis visto por ahí el disco que publicó el año pasado y Juan y Manolo se centraron en la actividad técnica y de management dentro de la estructura de Alacrán y Swing y ahí siguen.
De Reflejos nuestro querido Rafa Chail sigue al pié del cañón como si no pasara el tiempo, es el entusiasmo puro y el amor por la música, puede presumir de tener una de las trayectorias más largas y variadas de la ciudad, ha tocado y lo sigue haciendo con un montón de gente tantos que sería muy largo de relatar y actualmente le vemos más que nada dando la vara con Hombres azules, su rama stones Wild Horses y Hoka Hey entre otros. Lo que hacían Reflejos en aquella época era pop puro y sin complejos, quizás ahora estaría mejor visto que entonces ya que la tendencia de aquella época había evolucionado hacia otras formas, también debo decir que el hecho de ser primo de Nacho “Nacha Pop” quizás le perjudicó más que ayudarle, no se que pensará él, hay que saber que Nacha Pop era uno de los grupos más importante en ese momento y las comparaciones siempre eran y son inevitables, más aun cuando te mueves en un estilo muy parecido. A ti también Rafa gracias por tantos años de amistad sin condiciones.
Agustín el batería luego formaría parte de otro de los grupos importantes de Valladolid, Rosas en blanco y negro, entre otros, ahora ha regresado a la ciudad después de su estancia en London y no me extrañaría verle cualquier día de estos embarcado en algún proyecto musical del tipo que sea ... joder, tampoco somos tan viejos.
Disidentes siguieron con Crónica Negra y después una parte con Inalterables, donde también estaba Chail, actualmente no hacen música que yo sepa pero sé que a Luix le pica el gusanillo y tampoco me extrañaría verle cualquier día de estos dando caña, aunque sólo sea por un día, yo personalmente ando detrás de ello, joder Luix ¿ recuerdas cuando okupamos aquella escuela en Jose María Lacort con la gente del Garbanzo Negro y estuvimos tres días tocando “I wanna be your dog” ? hasta que nos desalojó la policía, fuiste tu el que empezaste el tema, versión en castellano, el resto simplemente no pudimos parar.
Disidentes eran el desenfado puro, el rock’n’roll, uno de los primeros grupos punks de este pais, algún día se les hará justicia, sus conciertos eran superdivertidos aunque tenían al personal dividido, algunos decían que no sabían tocar y la verdad es que no sabían mucho técnicamente pero otros pensábamos que no necesitaban nada más que esas ganas que trasmitían directamente al público que terminábamos todos haciendo pogo y tirándonos las cervezas por la cabeza, yo personalmente siempre que podía estaba allí en primera fila cuando ellos tocaban.
Analgésicos éramos un grupo de universitarios, algo así como los grupos de high school, la música fue evolucionando poco a poco, desprendiendonos del pop y cogiendo un toque rock’n’roll, en cierta forma algo en la linea new mod de ese momento que representaban gente como los Jam, en fin, mezclábamos varias influencias con nuestra propia personalidad porque allí estábamos gente de gustos muy diferentes.
Me he alegrado de ver las noticias que ha mandado Victor sobre sus actividades musicales y saber que ahí sigue junto con Luis.
Julio se que de vez en cuando sigue juntándose con otra gente para hacer música.
Con JuanRa estoy en contacto aunque vive en Madrid, somos amigos desde hace muchos muchos años y es el responsable directo de que yo me metiera en esto del rock’n’roll, es decir, fue él quien me lió, me cogió un día por el brazo y me dijo : “Paquillo ven conmigo, necesitamos un cantante para nuestro grupo “, yo le respondí :
“ eeehhhinnn ¿???”, me llevó al local y me presentó a los Analgésicos, me hicieron una prueba, fue una catástrofe, algo lamentable por mi parte, todavía me pregunto como y porque me aceptaron, no dí ni una sola nota, los que habeis ensayado en locales insonorizados con cartones de huevos, con un par de amplis para todos en los que la voz la sacas por el mismo ampli que la guitarra o el bajo sabreis a lo que me refiero, no oyes nada, te lo tienes que imajinar, luego terminas acostumbrándote pero al principio es realmente duro y difícil, sobre todo el primer día, sin haberlo hecho nunca antes y además con gente que no conoces.
La cuestión es que todos nosotros tocábamos mucho, hacíamos muchos bolos, era raro la semana que no hacíamos uno o dos, no sólo en Valladolid sino por toda la provincia.
En cuanto al cantante, tan sólo rectificar lo que dice Carracedo sobre la historia no escrita, no fue el protagonista del fin de la aventura del colectivo Estandar Oil sino precisamente todo lo contrario, fue él quien hizo posible que se creara ese colectivo y quien lo puso en marcha dedicando un montón de tiempo y energía por la cara y no está bien que yo lo diga pero alguna vez habrá que reescribir esa leyenda negra, quizás en el 2005 coincidiendo también con el 20 aniversario, ya veremos ... se dicen tantas cosas ...

Entre los antecedentes directos de este disco VA-83 aparte del concurso de rock que organizó el ayuntamiento el año anterior, en ese mismo 83 habría que destacar dos, “un fin de semana moderno” y el festival del Polideportivo.
Este festival lo organizaba el Instituto Galileo, dinamizado por mi hermana Ana.
El hecho de organizar conciertos nos permitía conocer personalmente a los músicos que nos gustaban en ese momento y si se terciaba compartir escenario, para este en concreto estaban previstos Parálisis Permanente y Derribos Arias, sin duda los dos grupos que estaban en su mejor momento.
.Poch y Paquillo
Pero unos días antes Eduardo Benavente sufrió aquel accidente de tráfico que le costaría la vida, fué una pena, le sustituyó a última hora Polanski y el Ardor que acababan de ganar el primer concurso Villa de Madrid y estaban libres en esa fecha “que harías tu en un ataque preventivo de la URSS ?” ¿ recordaís ?, nada que ver con Parálisis. Como locales jugábamos Analgésicos y Disidentes.
Fue un buen concierto por parte de todos, aunque el Poch nos las hizo pasar canutas, le dió un bajonazo antes de tocar y no quería salir al escenario, tuve que ir a casa a por unas pastillas energéticas Spansulx y una botella de wisky que funcionaron de maravilla ... la fiesta como de costumbre terminó en Landó (nuestra segunda casa) con el Poch por los suelos hasta que conseguimos meterlo en la cama y los alumnos del Instituto Galileo tuvieron su viaje de fin de curso, que de eso también se trataba.
“Un fin de semana moderno” fue un evento que organizaron la gente de Foxy (recién abierta la tienda) Juan Riancho y Quique Lopez Viejo junto con otros amigos y mentes inquietas, Carlos Salamanca, Jose Luis Murcia, Guri Medrano ... (que luego se ocuparían de la portada del VA-83), la cosa duraba eso, un fin de semana con proyecciones de cine de algunos colectivos undergrounds especialmente de la zona cántabra y otras actividades, el plato fuerte era un concierto de La Mode que acababa de sacar un gran disco “El eterno femenino” con enfermera de noche y otros temas que sonaban mucho en la época, los teloneros éramos Analgésicos, lo hicimos en la Oka, actual Mambo, todo un éxito. Yo ese día lo pasé muy mal porque estaba completamente afónico, no podía ni hablar y le dije a JuanRa que cantaran él y Julio, pero JuanRa me dio una patada en el culo y me sacó al escenario, ¿ como lo hice ? ese será seguramente uno de los misterios que no llegaré a entender en toda mi vida, pero lo hice. Yo personalmente tenía muchas ganas de conocer a Fernando Marquez “El Zurdo” por todos sus antecedentes, kaka delux y demás ... bueno, fue una gran decepción como persona, un auténtico gilipollas y un facha, lo mismo ahora ha cambiado, menos mal que el resto de la banda eran todo lo contrario, Alberto el bajista hijo de una de las de Vainica Doble, Daniel de algún lugar de Suramérica, el único aparte de Oscar Astruga que tenía una batería electrónica en España (por eso le ficharon) y el teclista Mario el calvo que hace poco se ocupaba de pinchar música en “El informal”, creo que esos eran sus nombres, ya no estoy seguro, de lo que si lo estoy es de que eran una gente estupenda, facturaron al Zurdo para Madrid y se quedaron dos días de marcha continua con nosotros, terminamos destrozaditos.
Han sido muchos conciertos con Analgésicos y muy buenos recuerdos pero entre ellos destacaría por su emotividad el que hicimos en Landó como despedida de JuanRa el día antes de irse a la mili, poco antes de la grabación del disco, aquello se convirtió en un acto antimilitarista con las emociones a flor de piel.

En fin, otro día más.
Espero no haberme puesto muy cebolleta y muy pesado pero las anécdotas forman también parte de la historia y a veces son incluso más reveladoras para quien las sabe interpretar.

Salut 8/2003

Indice:
Los créditos
El comic
Galeria de fotos.